Una empresa fue condenada a devolver la seña por una frustrada compra de un Toyota Etios

A través de un proceso de “menor cuantía” que tramitó en el Juzgado de Paz de Cipolletti un cliente reclamó la devolución de 25.000 pesos que había depositado como seña por un automóvil.

Compartir en Whatsapp

La firma Next Car S.R.L fue condenada a devolver esa suma más intereses en concepto de “daño directo”.

El 28 de diciembre de 2016 el cliente hizo dos depósitos por 10.000 pesos y 15.000 con el objetivo de señar un vehículo Toyota.

El contrato, que contenía una planilla y formulario con dos hojas con las clausulas contractuales decía que dentro de los 10 días podía pedir la devolución de la totalidad de la seña. A los 8 días, mediante carta documento que luego adjuntó, el cliente rescindió el contrato. La empresa contestó esa carta documento y le pidió los datos bancarios pero nunca le depositó los 25.000 pesos.

Una vez iniciado el juicio por “menor cuantía”, la jueza de Paz Gabriela Lapuente fijó una audiencia de conciliación para el 26 de junio de 2018 pero la firma no concurrió ni contestó la demanda.

Dice el fallo: “Entiendo que ha sido probada la existencia del contrato, y la revocación del mismo en los términos de la cláusula octava del mismo, tanto con el documento propiamente dicho, como con las cartas documento que ambas partes enviaron y recibieron.

La posibilidad de revocar del contrato estaba especialmente prevista en el documento, con un plazo de diez (10) días para hacerlo -tal cual lo establece el art. 1.110 del Código Civil y Comercial de la Nación Argentina- determinación que efectivamente tomó y notificó el consumidor según se probó con la carta documento que envió. Hecho que además fue reconocido por la demandada en la misiva en la cual requirió la información a fin de restituir las sumas de dinero.

Por su parte, el art. 1.113 de ese mismo cuerpo legal, se prevé que la rescisión contractual, tiene los siguientes efectos: “Si el derecho de revocar es ejercido en tiempo y forma por el consumidor, las partes quedan liberadas de sus obligaciones correspectivas y deben restituirse recíproca y simultáneamente las prestaciones que han cumplido”.

Menor cuantía

Los procesos de menor cuantía son verdaderos juicios del ámbito Civil y Comercial que, por sus particulares características, tiene un trámite simplificado y gratuito ante cualquiera de los 49 Juzgados de Paz que funcionan en la provincia. Estas acciones de menor cuantía permiten a los ciudadanos resolver sus reclamos de hasta 30.000 pesos de una manera más rápida, sencilla y sin salir de su localidad.

Estos procesos se inician ante el Juzgado de Paz con un formulario, que tiene el valor legal de una demanda, en el que se especifica el monto reclamado a la otra persona, empresa u organismo.

El procedimiento es gratuito para garantizar el acceso a la justicia. Además, es informal y respeta los principios de bilateralidad, igualdad, colaboración y derecho de defensa.

Cabe señalar que por su especial naturaleza, la ley ha excluido del procedimiento de menor cuantía las acciones judiciales por sucesión, familia, laborales y desalojo.





Lo Principal

Lo Principal