“Un presupuesto para un Estado presente, que protege el trabajo, la salud y la educación”

El vicegobernador Pedro Pesatti ponderó la composición del presupuesto provincial avalado por la Legislatura provincial en la última sesión ordinaria de 2018 y agradeció “el voto de los legisladores de la oposición y en particular a los del Frente para la Victoria, que votaron divididos en pos del desarrollo de obras de alto impacto social”.

Compartir en Whatsapp

“La confección de un presupuesto siempre significará tomar direcciones, elegir, jerarquizar y priorizar el gasto público”, comenzó explicando Pesatti, y agregó que “por eso en la composición y el balance de unas temáticas o áreas, en relación a otras, uno puede ver claramente la identidad de un gobierno y la matriz ideológica que lo rige”.

El titular del Parlamento, indicó que “básicamente, y sobre todo en contextos de crisis económica y social, uno debe idear el presupuesto pensando en qué y a quiénes protege”, y aseguró que “este es un presupuesto para un Estado presente, que protege el trabajo, la salud y la educación”.

Sobre la protección del trabajo, Pesatti argumentó que “más allá de lo planificado y en ejecución a través del Plan Castello, la provincia invertirá en nuevas obras que favorecerán la generación de empleo al tiempo que resuelven problemas de comunicación y saneamiento ambiental”.

En esa línea recordó las obras que se incluyen en el presupuesto 2019, como lo son el “pavimento de la Ruta 6 en la Región Sur, obras de saneamiento en General Roca y Cipolletti y el puente de doble vía para integrar los barrios del Alto de Bariloche, sobre el río Ñireco”, entre otras obras.

Detalló además, que a la inversión de $3.700 millones del Plan Castello se le suman “más de $1.500 millones en viviendas e infraestructura habitacional, y un conjunto de obras en salud, educación y justicia que totaliza más de $7.870 millones de inversión en obra pública”.

El vicegobernador también ponderó la inversión del próximo año en los principales servicios públicos como Educación, Salud, Seguridad y Justicia: “En estas áreas el aumento en promedio ronda un 42% respecto al presupuesto 2018, lo que expresa un claro crecimiento en procura de la mejora de los servicios esenciales que debe prestar el Estado”.

“Además este presupuesto se dicta estimando el proceso de pase a planta permanente para casi 3.000 trabajadores del Estado”, contextualizó Pesatti y prosiguió enumerando: “Con un poderoso contexto de obras emblemáticas que construyen justicia social, como el gasoducto de 400 km en la región sur y los 12 planes directores de cloacas, con plantas de tratamiento con ‘vuelco cero’ que dejarán de contaminar el río”.

Finalmente, Pesatti expresó que “todo esto se logra en un marco de equilibrio financiero y mejoramiento permanente de nuestro perfil económico”, y agregó que “al cierre de 2018 la deuda total de Rio Negro, incluyendo el Plan Castello, representa solo el 54,4% de los ingresos corrientes de un año, cuando en 2010 era del 100%”.





Lo Principal

Lo Principal