Un hombre se encadenó en las puestas de la justicia en Roca por ser despedido de ese Poder

Lo informó ATE que se solidarizó y está acompañando al trabajador judicial Santiago Villegas, quien fuera dejado cesante en un claro acto de persecución política y desde las primeras horas de este lunes comenzó una medida extrema en las puertas de la Ciudad Judicial, San Luis 853 de General Roca. Villegas, quien es afiliado a

Compartir en Whatsapp

Lo informó ATE que se solidarizó y está acompañando al trabajador judicial Santiago Villegas, quien fuera dejado cesante en un claro acto de persecución política y desde las primeras horas de este lunes comenzó una medida extrema en las puertas de la Ciudad Judicial, San Luis 853 de General Roca.

hombre encaenado

Villegas, quien es afiliado a la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), a las 4 de la mañana se encadenó a las rejas de la Sede Judicial y decidió iniciar una huelga de hambre.

“Hace mucho tiempo que participo activamente de la política de mi provincia y mi país, simplemente porque creo que tenemos el derecho de vivir en una sociedad mejor. Esto me ha llevado a denunciar penal y públicamente a jueces y funcionarios, por graves delitos cometidos contra los Derechos Humanos, que en complicidad con las fuerzas policiales en el año 2014 mataron a Pablo Vera”, versa el panfleto que distribuye el trabajador y agrega: “A raíz de dichas denuncias y por haber promocionado y participado de manifestaciones públicas, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la provincia decidió despedirme con el objetivo de castigar a quienes logramos la condena del policía Jorge Villegas, el asesino de Pablo”.

Cabe destacar este trabajador hace cinco años trabaja en el Poder Judicial en General Roca, un año como pasante y los últimos cuatro años como personal de Planta Permanente.

Como el mismo señala, las principales presiones dentro del espacio de trabajo llegaron luego que participara, junto a una agrupación política acompañando a la familia de Pablo Vera -el joven que murió en un caso de Gatillo Fácil. En diciembre de 2014, tras una manifestación frente a la sede judicial, siendo empleado administrativo en el Juzgado de Instrucción 2 a cargo de Rubén Darío Norry, fue intempestivamente trasladado al Archivo del Poder Judicial. No obstante, la persecución no finalizó allí, ya que desde el sector patronal no descansaron hasta que el compañero fue dejado literalmente en la calle.





Lo Principal

Lo Principal