Lo Principal

Un conductor deberá indemnizar a motociclista por invadir su carril y chocarlo

Un fallo de primera instancia, que aún no está firme, ordenó indemnizar a un motociclista por la suma de 305.731,00 pesos más intereses. El pago deberá ser afrontado por el conductor de un vehículo Fiat Uno y por su compañía de seguros.

Compartir en Whatsapp

El accidente ocurrió en la intersección de la calle Juan Domingo Perón de Cipolletti, denominada Circunvalación, y la calle Contralmirante Cordero.

El conductor del Fiat Uno pretendía acceder a la Circunvalación desde la calle Contralmirante Cordero. Lo hizo pero en esa maniobra embistió al motociclista que circulaba por Perón.

El Fiat Uno accedía desde la derecha, es decir que por regla general de la ley de Tránsito tenía prioridad de paso. Sin embargo el juez civil Emiliano Corsiglia determinó que el accidente ocurrió en circunstancias contempladas por un apartado de la ley que fija una excepción (artículo 41 inc. g. 3. de la Ley N° 24449)

Ese apartado determina los supuestos en los que se pierde la denominada “prioridad de la derecha” entre los que se señala el caso en el que “se vaya a girar para ingresar a otra vía”.

Surge de la pericia del Gabinete de Criminalística que en el caso “la defensa argumentada por la citada en garantía basada en la prioridad de la derecha cae por completo al quedar demostrada la circunstancia de que el demandado perdió la prioridad de paso cuando intentaba realizar un giro hacia la izquierda para ingresar a otra vía”.

“Debido a este artículo se determina que la mayor culpa del siniestro la posee el conductor del rodado mayor debido a que tendría que haber reducido la marcha para hacer el cambio de sentido de circulación”, determinó el magistrado.

Como consecuencia de la colisión el motociclista debió ser trasladado de inmediato al Hospital P. Moguillansky, en donde se le constataron lesiones de fractura de tibia y peroné de su pierna derecha, además de traumatismos varios, por lo que debió ser internado y luego fue intervenido quirúrgicamente. Siete meses después tuvo que someterse a otra cirugía para la extracción de material de osteosíntesis que le fue implantado.

El hombre, al momento del accidente, tenía 49 años y se determinó una incapacidad del 20% con carácter parcial y permanente.

El juez receptó los rubros de incapacidad sobreviniente, tratamiento psicológico, gastos de farmacia y transporte y daño moral.