Escuchá en vivo

LO PRINCIPAL

De lunes a viernes de 6 a 9 hs. Con Gustavo Pascualetti.

Tras una desprolija audiencia, quedaron en libertad tres personas que robaron en una casa el fin de semana

Los tres delincuentes habían participado, el día domingo, de un robo en una vivienda ubicada en Boulevard Sussini al 500.

Compartir en Whatsapp

Pasada las 6 de la mañana, ingresaron y robaron varios elementos del lugar.

Posterior al hecho, la policía logró detener a tres personas, tras el alerta de un vecino. Además, tras un allanamiento, en la vivienda de uno de los imputados encontraron los elementos robados.

Los tres sujetos son Eduardo Lopetegui, Emanuel Reyes y Joaquín Alan, conocidos en el ambiente delictivo. Las personas recuperaron la libertad este lunes, pero fueron imputados por los delitos “hurto agravado por escalamiento”.

Con varios cuartos intermedios, por los arreglos entre la fiscal Maricel Viotti Zilli y la defensora oficial Marta Gianni, la audiencia fue extensa y muy desprolija.

Reyes, al contar con antecedentes, solo tendrá que cumplir con 50 horas de servicio comunitario, en un plazo de seis meses. Además, donará 300 pesos a la catedral.

Por su parte, Alan, que también cuenta con antecedentes, aceptó un juicio abreviado pleno y reconoció los hechos.
El joven ya contaba con una condena de tres años en suspenso por robo. Ahora tendrá que cumplir esos tres años en prisión efectiva, cuando el juez de garantías, Ignacio Gandolfi, resuelva el acuerdo.

En cuanto Lopetegui, el juez no aceptó el arreglo de juicio abreviado. Cuando comenzó la audiencia, el imputado manifestó que no había participado del hecho. Luego de tres cuarto intermedio, Lopetegui cambió de opinión y aceptó el acuerdo pleno. El mismo consistía en cumplir un año y medio de prisión efectiva, ya que tenía una condena en suspenso de la Justicia provincial de Buenos Aires.

“El acuerdo es inadmisible, no se dan los requisitos establecido para su procedencia. Declaro inadmisible el acuerdo y que se continúe con la investigación”, dijo el juez Gandolfi.

La audiencia fue tan desprolija, que tanto la defensa de los imputados como el Ministerio Público se habían olvidado de pedir la libertad de los jóvenes. Gandolfi tuvo que volver a la sala, luego de su salida, y dictar la libertad a través de un acta de la Oficina Judicial.





Lo Principal

Lo Principal