Escuchá en vivo

LO PRINCIPAL

De lunes a viernes de 6 a 9 hs. Con Gustavo Pascualetti.

Solicitan a la población tomar recaudos para evitar consumir alimentos que presenten riesgos en la salud

Se recomienda tomar recaudos a fin de garantizar que los alimentos que se sirvan no representen un riesgo a la salud de los consumidores ya que pueden ser vehículos de transmisión de enfermedades, algunas de ellas con graves secuelas (Salmonelosis, Triquinosis, Síndrome Urémico Hemolítico). Una de ellas es la presencia de enfermedades transmitidas por alimentos,

Compartir en Whatsapp

Se recomienda tomar recaudos a fin de garantizar que los alimentos que se sirvan no representen un riesgo a la salud de los consumidores ya que pueden ser vehículos de transmisión de enfermedades, algunas de ellas con graves secuelas (Salmonelosis, Triquinosis, Síndrome Urémico Hemolítico).

carne

Una de ellas es la presencia de enfermedades transmitidas por alimentos, cuyo riesgo de aparición suele incrementarse durante toda la temporada de calor y, especialmente, en estos días de reuniones en los que la manipulación y traslado de comida se realiza con mayor frecuencia que lo habitual. Desde la cartera sanitaria brindaron consejos que son importantes en el momento de manipular alimentos.

Precauciones para las fiestas de fin de año: no descongele a temperatura ambiente ni con mucha anticipación los alimentos que vaya a cocinar (carnes, pollos, pavos). Traslade el alimento congelado desde el freezer a la heladera, no vuelva a congelar un alimento que ya fue descongelado, a menos que lo cocine antes de colocarlo nuevamente en el freezer. Mantenga los alimentos refrigerados hasta el momento de servirlos, ya sea las ensaladas que se consumen directamente (en especial si tienen mayonesa), como aquellas comidas elaboradas que deben recalentarse hasta alcanzar la temperatura de cocción. Una vez servidos los alimentos, vuélvalos a refrigerar.

Evite dejarlos a temperatura ambiente por más de una hora y sin cubrir, sobre todo en días de mucho calor. Si traslada alimentos de un domicilio a otro, asegúrese de que estén bien refrigerados (en recipientes térmicos) y a resguardo del sol. Si realiza el traslado en un automotor, ubique los alimentos en la zona más protegida del calor (lejos de las ventanas o del motor del vehículo). Mantenga refrigerados especialmente aquellos alimentos en base de cremas o mayonesas.

En la heladera, mantenga con tapa los alimentos que se consumen fríos (como las ensaladas) y separados de los demás. Lo mismo corre para los ya cocidos y los crudos. Si durante la sobremesa los alimentos sobrantes estuvieron expuestos más de dos horas a temperatura ambiente, descártelos. Si la exposición ha sido por un lapso de tiempo menor, guárdelos en la heladera. No prepare alimentos con demasiada anticipación. Asegúrese de que los alimentos que compre ya preparados hayan estado bien refrigerados.

Prefiera aquellos comercios en los cuales el personal utiliza guantes, cofia y barbijo para manipular los productos. Una vez realizada la compra, lleve los alimentos inmediatamente a su domicilio y guárdelos en la heladera hasta el momento de consumirlos. Durante los días de alta temperatura, los alimentos no deben permanecer fuera de la heladera por más de una hora antes de ser consumidos, recalentados, refrigerados o colocados en el freezer. Si consume mariscos, asegúrese de que no sea tiempo de veda por la Marea Roja. Evite siempre cortar la cadena de frío, pues en verano los alimentos son más susceptibles a la contaminación bacteriana. Tanto en el picnic, en la playa o en cualquier otro lugar al aire libre, transporte los alimentos de manera que se encuentren refrigerados y protegidos del sol (utilice, por ejemplo, heladeritas).

Si esto no es posible, elija alimentos que soporten mejor las condiciones de temperatura ambiente (enlatados, frutas o desecados). Utilice agua segura, no sólo para lavar sus manos y los utensilios que emplee sino también para preparar hielos, jugos o mamaderas. Las intoxicaciones de origen alimentario son afecciones frecuentes. No guarde los productos de limpieza en las mismas bolsas que los alimentos. Los productos como carnes, aves o pescados, deben guardarse en bolsas distintas a las de otros alimentos para evitar así que los jugos de los mismos puedan contaminarlos (si lo estuvieran). No mezcle los alimentos crudos con los cocidos. Guarde tapados en la heladera aquellos que no van a ser sometidos al calor antes de ingerirse. De esta manera, prevendrá posibles contaminaciones con otros productos. Conserve los huevos en la heladera y en su envase de expendio, separados de otros alimentos listos para ser ingeridos.

Recuerde que los alimentos pueden ser vehículos de transmisión de enfermedades, algunas de ellas con graves secuelas, sino se los manipula de manera correcta.





Lo Principal

Lo Principal