Escuchá en vivo

LO PRINCIPAL

De lunes a viernes de 6 a 9 hs. Con Gustavo Pascualetti.

Recomiendan controles periódicos del agua en los balnearios para mantener su calidad

El Ministerio de Salud mediante la Unidad Regional de Epidemiología y Salud Ambiental, realizó un análisis microbiológico en las aguas del río Negro para evaluar las variaciones anuales de las condiciones bacteriológicas y fisicoquímicas. En tal sentido con el fin de determinar la condición sanitaria del agua para su uso recreativo se utilizó como indicador

Compartir en Whatsapp

El Ministerio de Salud mediante la Unidad Regional de Epidemiología y Salud Ambiental, realizó un análisis microbiológico en las aguas del río Negro para evaluar las variaciones anuales de las condiciones bacteriológicas y fisicoquímicas.

Rio Viedma

En tal sentido con el fin de determinar la condición sanitaria del agua para su uso recreativo se utilizó como indicador de la calidad bacteriológica la Escherichia coli; esta bacteria es el principal indicador de contaminación fecal y la técnica utilizada para su detección es la del “Número Más Probable”. La falta de legislación en Argentina referida a los parámetros para aguas con fines recreacionales, conlleva a utilizar estándares internacionales.

El objetivo del presente trabajo es evaluar las variaciones anuales de las condiciones bacteriológicas y fisicoquímicas del río Negro en el área de estudio. A lo largo del río se extienden zonas balnearias que han sido acondicionadas a través de diferentes obras costeras en los últimos años y en distintos puntos de su recorrido, principalmente aguas arriba en las dos plantas de tratamiento de líquido cloacal.

Para elegir los puntos de muestreo se tuvo en cuenta, la planta potabilizadora de agua de Viedma, la descarga de efluentes y la planta de tratamiento de líquido cloacal. Con el fin de evaluar el estado sanitario que poseen las aguas recreacionales comprendidas entre estos puntos, se monitoreo en 12 lugares diferentes, en época estival (octubre- noviembre) antes del comienzo de la temporada de balnearios. Se analizaron un total de 60 muestras de aguas superficiales.

La supervisora de Saneamiento, Guillermina Marigual, quien estuvo a cargo del informe sobre la calidad del agua recreacional del Río Negro (Valle Inferior), expresó “con los resultados obtenidos en el presente trabajo podemos concluir que las variaciones físico- químicas en el río en el período estudiado es la adecuada ya que no sobrepasaron los valores estipulados por la legislación adoptada. La calidad bacteriológica de los balnearios muestreados obtuvieron resultados con valores menores a los determinados por la medida geométrica de Escherichia coli de 200NMP/100 ml. A su vez, se comparó con los dos últimos años de muestreo y se puede observar que hay muy poca variación entre un año y el otro”.

Asímismo Marigual señaló que “recomendamos a las autoridades de aplicación de control de la calidad del agua de los balnearios que realicen controles durante toda la temporada estival, para estudiar y evaluar si los balnearios son aptos en todos los meses de verano. Las autoridades competentes deberían proyectar la ampliación de la planta de tratamiento de líquido cloacal, ya que se ha acrecentado notablemente la población en los últimos años”.





Lo Principal

Lo Principal