Lo Principal

Mussi confirmó que la segunda persona detenida en el caso Karen es buscado desde Mar del Plata por abusar de un nene

El juez Carlos Mussi habló con Lo Principal sobre el año judicial en el que le tocó trabajar sufriendo la quema de su Juzgado de Instrucción Penal Nº 4 y haciéndose cargo con todo su equipo de la investigación por el asesinato de Karen Álvarez de Viedma, pudieron meter presos a dos personas y dar

Compartir en Whatsapp

El juez Carlos Mussi habló con Lo Principal sobre el año judicial en el que le tocó trabajar sufriendo la quema de su Juzgado de Instrucción Penal Nº 4 y haciéndose cargo con todo su equipo de la investigación por el asesinato de Karen Álvarez de Viedma, pudieron meter presos a dos personas y dar con uno de ellos que tenía una condena en Mar del Plata de cuatro años por abusar de un nene menor de edad y que estaba siendo intensamente buscado.

carlos mussi

Con respecto a la investigación que llevó a cabo sobre la muerte de Karen Álvarez, asesinada el año pasado en Viedma, dijo que “fue un hecho muy aberrante y con muchísima violencia que se generó dos días antes de que asuma como juez”.

El hecho actualmente tiene detenidos a dos personas: Carlos Mobilio y Pabló Jofré, que este último en realidad no se llama como se lo conoce, sino que sería de apellido Cardozo y no pertenecería a Viedma, según informó el juez Mussi.

“Hemos podido descubrir que Pablo Jofré no era de esta ciudad, sino que estaba huyendo de otras ciudades, nació presuntamente en Balcarce y tenía una condena de cuatro años en Mar del Plata por haber abusado de un nene de 3 años” aseguró.

Por tal motivo se le pidió el expediente al juez que llevó adelante ese juicio y “con los dos ADN que tenemos en Viedma se pudo corroborar que es la misma persona, que realmente no se llama Guillermo Pablo Jofré y que no está registrado” ante esto aseguró estar muy conforme con el trabajo que desempeñaron.

“Ahora me tengo que comunicar con el juez de Mar del Plata y decirle que la persona fugada que están buscando es la que tengo en Viedma” confirmó.

Por otro lado, sobre la quema del Juzgado de Instrucción Penal Nº 4 ocurrido en julio del corriente año, dijo: “El día que me llaman porque se estaba quemando el juzgado yo no entendía nada, no sabía cuánto trabajo se podía llegar a perder, fue una situación estresante”.

“Me asombró que sea por la corrupción de menores, uno nunca puede pensar que atentar contra la justicia puede ser una solución,  las causas principales no me la afectaron y seguimos trabajando en forma normal” aseguró.

Asimismo el juez dijo que no tiene miedo con respecto a su integridad física pero que está alerta con respecto a su familia, la cual después del atentado tuvo custodia policial.

Con respecto a la corrupción de menores, otro tema delicado y ya denunciado hace varios años en Viedma, mencionó que “es una investigación complicada porque las pruebas que tenemos son testimonios que pueden ser influenciados o alguna de las chicas tienen miedo en hablar” pero que, sin embargo, todo sigue su rumbo.