Legisladores de Juntos criticaron la eliminación del Fondo Sojero y resaltaron el Plan Castello

Las urgencias parece que llevan al gobierno nacional a ir en contra de su propia prédica de impulsar el empleo privado y genuino, porque el anunciado recorte del fondo sojero a las provincias (y por ende a municipios), traerá como directa consecuencia un duro golpe a la generación de empleo en el sector de la construcción.

Compartir en Whatsapp

Criticamos profundamente la medida, y exigimos su urgente revisión, porque en momentos de crisis, se esperan medidas solidarias, y no aquellas que van en contra de la actividad económica y de algo tan sagrado como es la fuente de trabajo.

En Río Negro, el impacto rondará los 740 millones de pesos por año, de los cuales unos 222 millones corresponden a los 39 municipios de nuestra provincia.

Pero en este contexto, hoy cobra especial relevancia el Plan Castello, que con las inversiones proyectadas, permitirá amortiguar esos efectos negativos. Este gobierno provincial tiene en ejecución 26 grandes obras, con un presupuesto global de 8.000 millones de pesos.

Pensamos, diagramamos y lanzamos el Plan Castello, y de haber cedido a las presiones que ejerció el hoy candidato a Gobernador, Martín Soria, sobre el bloque de Legisladores del Frente para la Victoria, hoy no tendríamos opciones ante este tremendo ajuste nacional.

Como partido de gobierno actuamos con el convencimiento de pensar en el desarrollo integral de la provincia, avanzamos a pesar de aquellas mezquindades y palos en la rueda, y hoy, no solo están las obras provinciales en marcha, sino que los municipios dispondrán de 400 millones de pesos, no reintegrables -y de libre disponibilidad-, para mantener activa la construcción a nivel local.

Por eso sorprende la crítica partidaria totalmente injustificada y fuera de lugar de algunos intendentes, hacia nuestro gobernador.

Los fondos que por el Plan Castello recibieron en un solo pago municipios como Pilcaniyeu y Pomona, equivalen nada menos que a 8 años del Fondo Sojero.

Cervantes y Campo Grande cobraron el equivalente a 5 años; Lamarque, Conesa y Beltran tambien podrán hacer obras por el Castello, evitando los efectos de este ajuste, por la decisión solidaria del gobernador Weretilneck, que hizo parte a los municipios del plan de obras y desarrollo más grande la historia de nuestra provincia.

Lamentamos que en tiempos de crisis, prevalezcan las especulaciones electoralistas mezquinas, las criticas infundadas y los ya tradicionales palos en la rueda de algunos actores de la política rionegrina, que en lugar de actuar con responsabilidad y acompañar a la sociedad en momentos difíciles, prefieren responder a sus propios intereses personales.





Lo Principal

Lo Principal