Legisladoes debatieron en comisiones la derogación de las PASO

El ministro de Gobierno de Río Negro, Luis Di Giácomo, expuso en comisiones los alcances del proyecto para derogar la ley que estableció el régimen de elecciones Primarias Abiertas, Simultaneas y Obligatorias (PASO) en la provincia de Río Negro.

Compartir en Whatsapp

El funcionario argumentó que, desde su aprobación, los objetivos por los cuales fueron creadas las PASO no se cumplieron, ni en el plano nacional ni en el provincial, y se transformaron simplemente en una cuestión de orden coyuntural que se instrumentó según la conveniencia en cada uno de los casos.

Citó el caso del Frente para la Victoria, “que creó esta posibilidad de las PASO y en ningún caso se presentó con más de una lista”. Explicó que “muy por el contrario, esto dio lugar a la conformación de frentes por fuera de los partidos y entonces se agudizó más esto de que había peronistas en un frente y peronistas en otro, que no iban a ese supuesto sinceramiento de la interna”.

Consideró que las PASO se transformaron en “una especie de encuesta cara con un costo tremendo para el erario público, que termina posicionando mejor a aquéllos que, por disponer de los mecanismos del oficialismo o de determinados poderes económicos de apoyatura, siempre se van a imponer por sobre los partidos menores, los cuales se han visto perjudicados, porque cuando no llegan a un determinado porcentaje en esa especie de encuesta nacional obligatoria, quedan proscriptos en la elección de verdad”.

“Quedaron desnaturalizadas al punto tal que no podría decir que lo que en una interna cerrada de un partido adquiría valor ese referente político que tenía mayor cantidad de fichas, y que se las llevaba o uno u otro diriginte, se transformó en la aparición de referentes que tenían independientes. Ese referente tenía mayor valor porque iba a ofrecer esos independientes al mejor postor y se transformaba lo que era una participación genuina en una intromisión interna en un partido político que podía determinar una u otra candidatura”, añadió.

Por el oficialismo, los legisladores Adrián Casadei y Viviana Germanier se manifestaron a favor de la reforma. Casadei ratificó lo dicho por Di Giácomo y agregó que no hay mucho interés porque haya PASO en ningún lado ya que ningún municipio, o muy pocos, adhirieron a la ley. Germanier expresó que luego de la experiencia de haber aplicado las PASO en Catriel, llegó a la conclusión de que fue una experiencia negativa, provocó una polarización total de las elecciones, agregó que son muy caras y que cuando más partidos participen en las elecciones, mejor.

Por la oposición, el legislador Marcelo Mango cuestionó que no se consultó a los partidos ni a los frentes ni a los espacios políticos para reformar esta ley. Di Giácomo respondió que está dentro de las atribuciones del Gobierno hacer o no determinado tipos de consultas por fuera de nuestras obligaciones. En este caso, como es un proyecto de ley, tenemos derecho a pensar que debe ser sometido simplemente a la Legislatura.

Daniela Agostino se manifestó en contra de la derogación de la ley. “Las PASO nos parecen una buena herramienta”, señaló. Coincidió con Mango en que no hubo consultas. Criticó “un cambio en las reglas de juego”, dijo que no se puede decir que no funcionaron si no se probaron nunca y que tampoco se puede plantear su derogación por razones económicas. Por el Frente para la Victoria, María Inés Grandoso y Alejandro Marinao apoyaron los argumentos de Mango y Agostino.





Lo Principal

Lo Principal