La provincia proyecta tener unas 97 mil hectáreas bajo riego que generarían más de 500.000 toneladas de alimentos y 5.000 puestos de trabajo

El gobernador Alberto Weretilneck firmó un convenio de colaboración recíproca con el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación para avanzar en el proyecto riego en el valle de Negro Muerto.

Compartir en Whatsapp

El proyecto incluye la puesta bajo riego de 97.000 hectáreas en la zona de Conesa, para generar más de 500.000 toneladas de alimentos, 5.000 puestos de trabajo y un incremento sustancial del producto bruto de la provincia.

El convenio fue rubricado por el Mandatario provincial y el secretario de Infraestructura y Política Hídrica, Pablo Bereciartua. Participó además el ministro de Economía, Agustín Domingo y el coordinador de Nuevas Áreas Bajo Riego, Marcelo Martin.

Según el acuerdo, el Gobierno Provincial se encargará del diseño y construcción de las obras hidráulicas requeridas para la captación, transporte y distribución del agua.

El Gobierno Nacional, en tanto, se compromete a buscar los recursos financieros para la ejecución del proyecto, que se llevará a cabo también con aporte del sector privado.

“Se trata de un hito de avance en el proceso definitorio del proyecto de riego más grande de la historia de nuestro país”, remarcó Martin, tras la firma del acuerdo en Buenos Aires.





Lo Principal

Lo Principal