Escuchá en vivo

LO PRINCIPAL

De lunes a viernes de 6 a 9 hs. Con Gustavo Pascualetti.

“La postura de Weretilneck cayó muy mal en los trabajadores”

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) asegura que la postura del Gobernador Weretilneck, en relación a la política salarial para este año y la idea de imponer un aumento por fuera del ámbito paritario, cayó muy mal en todos los trabajadores.

Compartir en Whatsapp

Teniendo en cuenta esta reacción de los estatales en las asambleas y la necesidad de dar continuidad al plan de lucha definido por la organización, el sindicato evalúa adelantar la convocatoria al Plenario de Secretarios Generales previsto para las próximas semanas en la ciudad de San Carlos de Bariloche.

“Nos hemos visto sorprendidos en este inicio de año con el cambio de actitud del Gobierno. El Ejecutivo ha decidido abandonar la búsqueda de consensos y comienza a gobernar por decreto. Este creciente autoritarismo tensa al máximo las relaciones con los gremios”, señaló Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Río Negro y añadió: “Nos encaminamos a lanzar una nueva medida de fuerza para la próxima semana y vamos a adelantar la convocatoria para que se reúna el Plenario de Secretarios Generales. Pasan las semanas y el Gobierno sigue sin convocar a paritarias. La arremetida de Weretilneck y su decisión de imponer el aumento, cayó mal en los trabajadores y provocó una reacción de enojo generalizada”.

La entidad gremial advierte que el inicio de año se ha caracterizado por un cambio brusco en el curso de las acciones de gobierno, señalando que el Poder Ejecutivo abandona la búsqueda de consensos y comienza a gobernar por decreto.

Este nuevo escenario tensa al máximo las relaciones institucionales con las representaciones de los trabajadores y vulnera derechos colectivos esenciales, garantías constitucionales y distintos convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Para ATE el intento de otorgar de manera directa y sin discusión un incremento de haberes absolutamente insuficiente, sumado a un recorte de gastos que afecta las prestaciones estatales y pone en riesgo los servicios esenciales del Estado (Salud, Educación, Desarrollo Social y Seguridad), son hechos que anticipan un año altamente conflictivo.

En este momento y a partir de la falta de convocatoria del Gobierno, ATE analiza la posibilidad de realizar una nueva medida de fuerza provincial la semana entrante en todo el ámbito de la Administración Pública provincial.

Los estatales rechazan la pauta del 17 por ciento, por considerar que no contempla las verdaderas proyecciones inflacionarias previstas para el presente año, ni permite recuperar el porcentual perdido por los empleados públicos a lo largo de todo el 2016.





Lo Principal

Lo Principal