La Cámara de Comercio de Viedma cumple 70 años

“Si nosotros no pensamos en los factores que nos impactan, dejamos a otros la opción de decidir sobre nuestros propios intereses”

Compartir en Whatsapp

La Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Producción de Viedma cumple 70 años de vida. Mucho ha pasado desde aquel 2 de abril de 1949 en el que se gestó la institución, pero si hay algo que no ha cambiado en tantos años es aquello de que el éxito de un proyecto es la suma de las voluntades individuales que intervienen en el mismo.

En vísperas de un nuevo aniversario, el presidente de la institución, Marco Magnanelli reflexionó “Estamos parados en un lugar que fue construido ladrillo por ladrillo y decisión por decisión de todos los presidentes y las comisiones que nos precedieron. Tengo el honor de representarlos a todos en este nuevo aniversario”.

“Es importante que la Cámara de Comercio de Viedma cumpla 70 años de vida, porque eso muestra un trabajo ininterrumpido del sector privado en la ciudad. Con altos y bajos, que una institución como la nuestra subsista al tiempo, a los avatares económicos e históricos de nuestro país es muy importante porque pone de relevancia el trabajo que se realiza”, compartió el presidente de la entidad empresaria local. “Quiere decir que hubo dirigentes que supieron llevarla adelante, que respetaron los lineamientos que radicaron en sus convicciones y ahí es donde la Cámara de Comercio toma su real importancia en el desarrollo y en la protección del sector privado de nuestra ciudad”, agregó.

“La Cámara de Comercio son los socios”

Acerca del rol de la Cámara de Comercio en la sociedad, Magnanelli expresó que “Es muy importante, sobre todo en estos momentos de crisis en los cuales hace falta que el sector privado de Viedma se junte, se reúna, y no solamente critique, sino que aporte ideas al desarrollo y políticas públicas”.

“En el pasado, nuestra Cámara de Comercio tuvo una marcada preponderancia para la sociedad. En la Cámara se discutieron temas muy importantes como el desarrollo de la capitalidad y el establecimiento de la provincia, entre otros temas que excedían el ámbito de Viedma. Hoy por suerte, hay muchas otras cámaras de comercio en Río Negro que realizan acciones similares en sus respectivas localidades y también existe una Federación de Entidades Empresarias (FEERN) que aúna los esfuerzos y voces de toda la provincia y donde la Cámara de Viedma participa activamente. En la actualidad, el trabajo de la Cámara de Comercio, tiene su norte en la protección de la PyMEs rionegrinas, en la producción del comercio y los servicios, la industria y la producción, y en eso trabajamos día a día. Quisiéramos tener aún más importancia y desarrollar cuadros técnicos que aporten al avance de nuestra provincia, lo estamos haciendo, vamos en ese camino y hoy más que nunca a la participación en el desarrollo local”, enfatizó Magnanelli.

“Como presidente de esta institución tengo la responsabilidad primera de honrar la historia y la fuerza que tiene nuestra cámara. La responsabilidad es tomar con seriedad el trabajo que asumí, y sobre todo, llevar adelante políticas que tengan una mirada sectorial, y creo que así lo hago. No perder el contacto con el socio natural de la cámara que es el comercio y la PyME local, y siempre estando del lado de la producción y del comercio para defender los intereses del sector”.

“Hoy tenemos una cámara que tiene un crecimiento institucional muy grande. Es respetada a nivel local, provincial y nacional. Permanentemente están las puertas abiertas para que cualquier socio se acerque, y el rol de los socios es comprender que la cámara son ellos. La cámara son los comerciantes, la producción y los servicios de nuestra ciudad. El rol del socio, por lo tanto, es participar activamente en nuevas ideas y en la discusión de políticas públicas. Es fundamental la participación de cada uno de ustedes, los socios. Si nosotros no pensamos en los factores que nos impactan, dejamos a otros la opción de decidir sobre nuestros propios intereses y eso es lo peor que podemos hacer como dirigentes y como comerciantes”.

Una institución de “bases sólidas”

Por último, el presidente de la entidad expresó “Hoy me toca participar de un hecho histórico de la cámara, asistir al cumpleaños número 70 de la institución que presido. Siento sobre mis hombros una gran responsabilidad y alegría de poder ser presidente en ésta etapa. Es, a su vez, una etapa compleja a nivel país. Estamos viviendo momentos muy difíciles para el sector privado, pero quiero poner de manifiesto que el comerciante tiene el lugar en la cámara. Es aquí donde se discuten, donde se planifican y donde deberían planificarse los próximos años por venir y las próximas medidas que se tomen para el sector. Esta institución tiene bases sólidas y líneas claras, y deberían ser las mismas bases que tiene nuestra sociedad”.

En el día del aniversario de la institución, el presidente de la entidad recordó “No trabajo sólo, somos un equipo de personas que a diario se comprometen con los valores y el trabajo realizado por generaciones anteriores y por eso la honramos día a día, ser dirigente del sector privado hoy requiere de una enorme vocación de servicio entendiendo que estamos haciendo algo que nos trasciende y que puede beneficiar a toda la sociedad”.

Finalmente, Magnanelli expresó su deseo para los tiempos que vienen “Por más crecimiento y más participación del sector privado en el desarrollo de la comunidad. Que estos 70 años de trabajo ininterrumpido sirvan de ejemplo también para quienes tengan que tomar las decisiones de gobierno de este país”.