Fue abusada por su abuelo desde los dos a los 14 años y se animó a relatar lo vivido

La joven actualmente de 29 años, denunció a su abuelo Alejo Isaurralde de 79 años, ahora imputado por “Abuso sexual ultrajante doblemente agravado por el vínculo”.

Compartir en Whatsapp

La victima es Mariana Vidal y quiso relatar su situación, para que otras chicas, o chicos que han vivido, o sufren la misma situación, se animen a denunciarlo.

Mariana dijo que, “en estos casos la disociación es muy fuerte, porque uno lo hace para no morir, es muy doloroso para todos, porque es perpetuado por las personas que uno más ama”.

“Para mí, él era todo, el mejor abuelo del mundo, la persona que más amaba, uno de mis cuidadores junto con mi abuela, yo pasé mucho tiempo con ellos” relató Mariana.

Además, agregó “se forma un vínculo muy perverso porque uno termina negando la situación de abuso, no entra en la cabeza de un niño de dos años, lo que es un abuso sexual”.

En este marco comentó “la persona que te tiene que cuidar, brindar amor, protección, te hace eso, lamentablemente se forma un vínculo perverso, donde la culpa, la responsabilidad se traslada del violador hacía la víctima, que es lo que sostiene hoy que muchas chicas y chicos no hablen”.

En su relato dijo, “a mí me costó mucho poder admitir esta situación, estuve mucho tiempo en terapia, yo tenía síntomas de cosas que no estaban bien, síntomas sobre todo corporales, mucha represión en mi cuerpo, siempre en estado de alerta, con mucha ansiedad”.

“Una vez que denunciaron a este perverso, yo comienzo otro proceso donde se profundizan estos síntomas, al punto de que ya no podía vivir con esto”, sostuvo Mariana, quien denunció a su abuelo por abuso sexual.

Mariana, habló sobre cómo llegó a denunciar estos abusos, “Yo tenía recuerdos, que al principio eran sonidos, olores, sensaciones, espacios físicos, por los cuales, no podía transitar. Fueron muchos años de sufrir todos estos síntomas. Con la terapia pude ir armando este rompecabezas”. Los hechos que están denunciados son los hechos que yo pude construir”.

Además, agregó, “yo no soy la única víctima, él tiene más víctimas. Hay otras chicas que denunciaron y la justicia le prescribió la causa. Este hombre tiene al menos siete víctimas, declaradas entre nosotras, las que nos conocemos, con las que pudimos hablar. Algunas no se quieren exponer por miedo, por vergüenza, pero estoy segura que hay muchas más, porque estuvo ejerciendo durante mucho tiempo un rol de acceso a los niños, y siempre fue un perverso”. Vale mencionar que el imputado, años atrás tenía una iglesia y una guardería.

Por último, agregó “Estoy dispuesta a ayudar y acompañar a las personas que fueron abusadas por este perverso. Además de la denuncia penal, es muy importante hablar, porque la palabra libera, y nos permite sacarnos la culpa y trasladarla a las personas que nos abusaron” finalizó su relato, Mariana Vidal.





Lo Principal

Lo Principal