Escuchá en vivo

LO PRINCIPAL

De lunes a viernes de 6 a 9 hs. Con Gustavo Pascualetti.

Está controlado el foco de fuego “que más daño provocó” en Guardia Mitre

El ministro de Seguridad y Justicia, Gastón Pérez Estevan, detalló la situación de los incendios que azotaron a la provincia en la última semana. Confirmó que está controlado el foco de fuego “que más daño provocó” en Guardia Mitre, mientras se trabaja para sofocar las llamas en la zona de Río Colorado.

Compartir en Whatsapp

Pérez Estevan explicó que en Guardia Mitre “se dispuso una guardia de cenizas de 48 a 72 horas; se ha podido controlar y técnicamente se deja la guardia para extinguirlo definitivamente”.

En tanto, informó que esa zona “fue sobrevolada ayer y podemos confirmar que el fuego está controlado, lo que técnicamente es diferente a que esté sofocado” y adelantó que “lo mismo haremos en Río Colorado para tener un diagnóstico específico de la situación, aunque somos optimistas”.

El Ministro confirmó que “sólo tenemos activo un incendio que lleva quemadas 20.000 hectáreas en Río Colorado, donde se está trabajando bien y de acuerdo a las expectativas de los bomberos locales, por lo que hoy contamos con poder controlarlo, aunque eso está sujeto a las cuestiones climatológicas y fundamentalmente al viento”.

Además, hizo un repaso de los distintos focos de incendios registrados en la provincia: “Tuvimos un incendio en Viedma, sobre Ruta 1, donde se quemaron alrededor de 20.000 hectáreas y en General Palacios, jurisdicción de San Javier, se quemó una cantidad similar a la de Viedma. Ambos están sofocados”.

“Esto fue un hecho de la naturaleza, provocado por una tormenta eléctrica que generó de manera simultánea 13 focos de incendios”, sostuvo y aseguró que “no obstante esto hay que ser prudentes, previendo toda aquellas acciones que puede derivar en un incendio”.

En este sentido, destacó la labor realizada por el personal que incansablemente trabajó varios días para controlar las llamas. “Fue una tarea coordinada entre la Dirección de Defensa Civil con Policía, Bomberos, Municipios y fundamentalmente con Vialidad Provincial y su maquinaria, más la que pudieran aportar los intendentes, comisionados de fomento o los propios productores y vecinos”, señaló.

El Ministro resaltó que durante el verano “hay que estar alerta y precavidos, como lo veníamos diciendo en medios gráficos y digitales desde la Dirección de Defensa Civil” remarcando que “se viene advirtiendo que tuvimos un invierno bastante húmedo, lo que género el crecimiento de pastizales, que para estos acontecimientos es combustible y además tendremos un verano seco, mucho calor y vientos pronunciados que avivan cualquier incendio de manera inmediata”.

En tanto, sostuvo que “se intentó advertir a la gente de trabajar en el desmalezamiento y la creación de picadas para cortar el fuego o como tránsito para los propios bomberos, que deben trabajar en el lugar”.

Del mismo modo, invitó a los productores y los vecinos en general a visitar la página web del Ministerio, donde “estamos constantemente subiendo todas las recomendaciones de Defensa Civil y los factores climatológicos para evitar estos inconvenientes.

Siete días de intenso trabajo

Dotaciones de bomberos han trabajado incansablemente durante varios días para sofocar los focos de fuego provocados por la primera tormenta eléctrica, producida el pasado 21 de diciembre, cuando cayeron alrededor de 1500 rayos.
Viedma, San Javier, General Conesa, Guardia Mitre y Río Colorado fueron las zonas afectadas.

Desde Defensa Civil se destacó la labor de las más de 200 personas que estuvieron día y noche trabajando para extinguir el fuego. Cabe aclarar que en la zona de Pomona el incendio no fue producto de la tormenta, aunque quemó varias hectáreas.

En toda la provincia, trabajaron dotaciones de bomberos locales, con apoyo de sus pares de Las Grutas, San Antonio, Choele Choel y Lamarque. Estas labores estuvieron coordinadas y seguidas de cerca por el director de Defensa Civil, Adrián Iribarren y su equipo de trabajo, que se apersonaron en cada uno de los lugares afectados.

También se contó con el apoyo de efectivos de la Policía provincial; Vialidad Rionegrina; Servicio Nacional del Manejo de Fuego y municipios locales, así como vecinos de los campos de la zona. El personal contó con vehículos de bomberos, particulares, aviones y camiones del Servicio Nacional del Manejo de Fuego y maquinaria de Vialidad.





Lo Principal

Lo Principal