Está acusada de ahogar a su hijo y piden 15 años de prisión

La Fiscal Paula Rodríguez Frandsen solicitó la pena de 15 años de prisión para una mujer culpable del delito de homicidio calificado por el vínculo.

Compartir en Whatsapp

Fiscal Frandsen

El Tribunal (por mayoría) hizo así lugar a la acusación que oportunamente había realizado acusándola del ahogamiento de su hijo en momentos en que lo bañaba en la habitación del hospital local donde había sido internado por convulsiones producto de una patología que presentaba.

Se realizó la audiencia de cesura de pena en la que la Fiscal Rodríguez Frandsen requirió 15 años de prisión para la mujer. Mencionó en este sentido que “el Tribunal ya ponderó la historia de vida de la mujer, su capacidad madurativa reducida, las situaciones de abuso sufridas por ella; todo al momento de hallarla culpable.”

En oportunidad de alegar en relación a la pena – destacó- que “debe valorarse la situación de vulnerabilidad e indefensión del niño de 2 años a quien su madre obligó a bañarse y provocó una agonía de, al menos, 3 minutos”.

“La capacidad madurativa de la mujer (que era menor a su edad cronológica) no le impidió comprender las implicancias del hecho. Lo realizó en momentos en que sabía que habría un menor control sobre el que habitualmente ejercían las enfermeras, porque el área estaba ocupada en otra urgencia. Esta no fue una decisión del momento, buscó cuándo hacerlo”, expresó Rodríguez Frandsen.

La defensa ejercida por el abogado Damián Torres reiteró que “se trata de una persona que intelectualmente tenía una edad mucho menor que la real y esas circunstancias, entre otras, sí deben valorarse. Fue una niña abusada, fue víctima de violencia familiar, tienen antecedentes de institucionalización y un nivel de educación completamente bajo”, ejemplificó.

Agregó además que vivía “en condiciones económicas vulnerables ya que no trabajaba y prácticamente nunca pudo hacerlo; es ayudada por los vecinos quienes incluso alimentan a su familia. Estamos hablando de una persona en una situación de extrema precariedad”, destacó.

Finalmente, antes de preguntarse cuál es la pena justa y proporcional a aplicar a una mujer que aún “sigue llorando a su hijo y tiene circunstancias de angustia relacionadas con el hecho”, pidió el mínimo previsto por el delito de 8 años de prisión.

Además adelantó el pedido de, que una vez que la condena adquiera firmeza, la misma pueda ser cumplida de forma domiciliaria ya que tiene dos hijos y está cursando un embarazo. Rodríguez Frandsen admitió tal modalidad únicamente hasta que el menor de sus hijos adquiera los 5 años de edad.

Será ahora el Tribunal compuesto por los jueces Ignacio Gandolfi, Favio Corvalán e Itziar Soly, quienes ya la declararon culpable el 3 de julio pasado, quienes determinen la pena en el término de los próximos días.





Lo Principal

Lo Principal