VIDEO: En una plaza de Roca, estaban jugando al fútbol y un inspector municipal con la policía los quisieron echar

Desde la fuerza provincial aclararon que fueron convocados por la Municipalidad. Por su parte, la comuna solicita que se pida un permiso para utilizar el espacio público.

Compartir en Whatsapp

A través de un video que se hizo viral en las redes sociales, se conoció una situación particular que se dio en una plaza ubicada en calles Islas Orcadas y San Luis, en el barrio Aeroclub de General Roca. Sucedió en la tarde del feriado de ayer (20/06).

Mientras un grupo de jóvenes jugaba un “picadito”, un inspector municipal se acercó y quiso labrarles una infracción. Como un adulto que estaba a cargo de los chicos no habría querido firmar la notificación en una primera ocasión, el empleado de la comuna acudió a la policía. Hasta el lugar llegó personal de la Comisaría N° 21 y allí se generó una discusión entre los presentes.

“Sólo le pedimos 20 minutos para terminar el partido. No estamos haciendo nada malo”, se escucha decir al hombre en el video. No obstante, los uniformados insisten en que no pueden jugar allí y a su vez, le reprochan que “respondió de mala manera y se negó a firmar el acta”.

“No hay ningún cartel que lo prohíba. Además siempre dejamos todo limpio después de jugar”, añadió el sujeto. No obstante, luego de intercambiar opiniones y que se calmaran los ánimos, terminaron el partido.

Desde la Jefatura de la Policía de Río Negro aclararon que “los efectivos intervinientes solo se limitaron a acompañar a un inspector municipal, quien pretendía notificar a los presentes sobre la prohibición del uso del espacio público para jugar al fútbol”.

En tal sentido, se remarcó que no hubo intervención policial directa sobre ningún particular y solo se brindó acompañamiento por pedido del propio inspector de la Municipalidad de General Roca. Remarcaron que “la policía provincial acompaña los inspectores municipales en otras situaciones, como controles y trabajos de prevención”.

“En este caso particular, uno de los inspectores municipales había concurrido solo a notificar a los menores y a la persona mayor que los acompañaba sobre la infracción. Pero luego debió requerir el acompañamiento de los uniformados de la Comisaría 21°, ante el caso omiso de los responsables. Fue a raíz de un llamado del propio inspector municipal al sistema de emergencias 911 lo que determinó la presencia policial en el lugar”, concluyeron.

Por su parte, desde la Municipalidad indicaron que se trata de un club barrial y que por ende, el entrenador debe solicitar un permiso oficial. Y a su vez, que fueron los vecinos del lugar los que denunciaron en el Municipio los ruidos molestos que se escuchaban desde la plaza.





Lo Principal

Lo Principal