En la sinspecciones laborales se detectaron más trabajadores, pero disminuyó el nivel de infracciones.

En los últimos dos años, los controles laborales subieron un 91% y los de seguridad e higiene un 40%.

Compartir en Whatsapp

Se detectaron más trabajadores, pero disminuyó el nivel de infracciones.

Las inspecciones laborales en la provincia registraron un incremento del 91% en los últimos dos años. En 2016, desde la Secretaría de Trabajo realizaron 2.007 inspecciones, cifra que se incrementó a 4.208 en 2018.

Respecto a las inspecciones en seguridad e higiene, también subieron un 40% en el mismo periodo, pasando de 3.358 en 2016 a 4.794 el año pasado.

La tarea de los inspectores de Trabajo verifica el cumplimiento de la normativa vigente, las condiciones de seguridad e higiene en los lugares de trabajo y el control del trabajo no registrado.

“Es nuestro rol de policía del trabajo. Nuestra tarea es velar por el cumplimiento de la normativa y educar respecto a la importancia de esto, explicó el secretario de Trabajo, Lucas Pica.

Las cifras corresponden al informe presentado por el Sistema de Administración y Gestión de Inspecciones y Multas (SAGIM) efectuado desde la Subsecretaria de Fiscalización, Sumarios y Multas.





Lo Principal

Lo Principal