El Senasa donó casi 9 toneladas de frutas y hortalizas a entidades de bien público

La mercadería, apta para el consumo, fue decomisada por no contar con el tratamiento cuarentenario ni la documentación necesaria para ingresar a la región patagónica.

Compartir en Whatsapp

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) donó esta semana 8.931 kilogramos de frutas y hortalizas frescas aptas para el consumo pero que fueron decomisadas en el puesto de la barrera zoofitosanitaria ubicado en el Km 714 de la Ruta Nacional Nº 3, cercano a Bahía Blanca porque carecía de los tratamientos y la documentación para el ingreso a la región protegida patagónica.

La mercadería, que se encontraba en dos camiones que se dirigían desde la provincia de Buenos Aires hacia la ciudad de Comodoro Rivadavia, intentaba ser ingresada a la región sin el tratamiento cuarentenario obligatorio por mosca de los frutos, por lo que los transportistas la llevaban sin la documentación de respaldo y de manera oculta entre otros productos hortícolas no hospederos de esa plaga.

El control de esta voluminosa carga requirió de varias horas de trabajo por parte de los agentes del Senasa, quienes luego de verificar las infracciones y realizar el decomiso, también tomaron muestras para enviar al Laboratorio del Programa de Control y Erradicación de Mosca de los Frutos, ya que entre los cítricos decomisados observaron algunos frutos con presencia de larvas.

Cabe recordar que la región protegida patagónica cuenta con el estatus de área libre de mosca de los frutos con reconocimiento internacional, lo que posibilita la colocación de sus productos en los mercados más exigentes.

Toda la mercadería que se encontraba apta para el consumo fue donada por el Senasa a instituciones de bien público de la ciudad de Bahía Blanca, al norte de la barrera zoofitosanitaria: el Centro Social Natán, el Hogar del Peregrino, el Pequeño Cotolengo Don Orione y el Hogar de Ancianos.

Con este tipo de acciones, el Senasa protege la salud de los consumidores, resguarda a los productores responsables y salvaguarda la sanidad animal y vegetal de la región patagónica.