“El Gobernador, de manera irresponsable, dice que la manifestación de ATE fue un intento de homicidio hacia los policías”

“El Gobierno de Alberto Weretilneck sabe que las denuncias contra Aguiar y Capretti, más temprano que tarde, se encaminan hacia la liberación de los trabajadores presos por luchar”, expresó ATE en un comunicado.

Compartir en Whatsapp

Por esto, el primer mandatario provincial está mandando señales claras a la Justicia para que se adecuen las denuncias y actuaciones judiciales, de manera de prolongar la inexplicable detención de los dirigentes sindicales.

“El Gobernador Weretilneck, de manera irresponsable, dice que la manifestación de ATE fue un intento de homicidio hacia los policías. Esto no solo es repudiable, sino que es una falacia total porque inventa cosas que nunca existieron y de las que no se tiene pruebas. A nadie se le tiraron cubiertas encendidas.

En esta provincia, el único homicida es el Estado que mata de hambre a la población, desfinancia los hospitales, contamina el medio ambiente, no tiene las rutas en condiciones y demás”, señaló Esterea González, Secretaria Gremial de ATE Río Negro y completó: “Con la declaración del policía herido se cae la denuncia del Gobierno por coacción y lesiones. En primer lugar porque dice que quién lo golpeó no tenía ninguna identificación, con lo que se refuerza nuestra afirmación que hubo infiltrados en la marcha y, además, porque ningún legislador se sintió coaccionado por nuestra manifestación. La mentira del Fiscal ya muestra sus patas”.

En relación a ello, desde el Sindicato se advierte que el primero en desproteger a los efectivos de la Policía Rionegrina es el mismo Poder Ejecutivo.

El operativo policial desplegado para la sesión legislativa estuvo pensado para que terminen trabajadores heridos. Las vallas de seguridad estaban sueltas, no eran suficientes para contener ninguna manifestación, se colocó en la primera fila de contención a mujeres y los equipos de protección no eran los adecuados, mientras que las fuerzas del COER estaban replegadas. En cambio, hoy, cuando no está prevista manifestación alguna, la sede del Poder Judicial se encuentra con vallas y contravallas, abulonadas, soldadas y sujetadas con alambre y precintos de seguridad.

“Todo el mundo sabe que el operativo policial fue pensado para poner en riesgo a los policías, esto incluso es un cuestionamiento que hoy recorre los pasillos de la fuerza de seguridad. Con solo dar un empujón las vallas se caían ¿A quién le quieren mentir? Si hasta los policías cuestionan por lo bajo a sus superiores, pero no pueden decirlo abiertamente por miedo a las sanciones”, aclaró González y enfatizó: “El primero en arriesgar a la policía fue y es el Gobernador Weretilneck y los Jefes Policiales. Ya venimos denunciando esto hace tiempo, las comisarías son el reino de la inequidad y la precariedad, los policías no tiene ni papel higiénico y deben salir a pedir hojas prestadas para imprimir las actuaciones policiales porque el Gobierno no les destina los fondos correspondientes”.

Finalmente desde la entidad sindical se cuestiona que, ante la faltas de pruebas, las causas se reinventen. Es que, frente a la demostración que no existió el delito que se imputa, desde el Poder Ejecutivo se está instruyendo y presionando a los funcionarios judiciales para que se acomoden las causas.





Lo Principal

Lo Principal