El domingo a las 23:22 se lanzará al espacio el satélite fabricado por el INVAP para la detección de catástrofes

El satélite fabricado en Invap que será lanzado al espacio el domingo por la noche tendrá la capacidad de medir el impacto de inundaciones o el derrame de petróleo en el mar. También podrá detectar el movimiento de glaciares y el estado de rutas y puentes.

Compartir en Whatsapp

El jefe del proyecto Saocom, Nicolás Renolfi habló desde Estados Unidos con El Vespertino de Radio Seis de Bariloche para expresar sus expectativas respecto al lanzamiento del satélite fabricado por Invap y explicar en qué beneficiará al país la observación desde el espacio.

Si bien el lanzamiento estaba previsto para el sábado por la noche, finalmente se fijó para el día posterior a las 23:22 (hora argentina). El equipo de profesionales que trabajó en la fabricación del satélite ya se encuentra en Norteamérica preparándose para el gran momento.

Renolfi informó que el satélite, desarrollado entre Invap y Conae “sacaría imágenes como una cámara de fotos pero la diferencia es que el satélite transmite su propia energía y no necesita la luz del sol, puede atravesar las nubes para ver el suelo y también sacar imágenes de noche”.

Eso permitiría hacer “un soporte a emergencias” ya que “cuando tenemos inundaciones en el país, generalmente está nublado y tenemos que saber qué está pasando abajo”. La función también está vinculada a la agricultura ya que el satélite podrá medir la humedad del suelo desde el espacio.

Además, “combinando imágenes uno puede ver desplazamientos en centímetros del terreno”, por ejemplo “se puede ver el estado de los puentes, rutas y desplazamiento de glaciares, se pueden detectar derrames de petróleo, algunos fluidos contaminantes, medir el espesor de hielo y monitorear barcos en las aguas”.

El ingeniero indicó que el Saocom trabajará en constelación con otros satélites italianos. “Tenemos que ir y estacionarnos en formación con ellos y compartir los datos” resumió.

Una vez lanzado al espacio, “en 12 minutos tiene que llegar a destino, donde hacemos la separación del cohete y luego el despliegue de los paneles. Después hay un ajuste fino de la posición definitiva en los próximos cinco días” anticipó.

FUENTE: Bariloche 2000





Lo Principal

Lo Principal