Escuchá en vivo

LO PRINCIPAL

De lunes a viernes de 6 a 9 hs. Con Gustavo Pascualetti.

“Dialogamos con personas que tienen valores sindicales honestos”

Los juegos de palabras a veces se presentan confusos, bailan danzas engañosas, a puro bombo semántico, pero tramposo al fin.

Compartir en Whatsapp

Juan Carlos Scalesi

Algunos dirigentes, al no poder quemar gomas por imposición penal, de un día para otro buscan estrategias que van en el mismo camino, con otra forma, pero parecidas. Mienten, buscan la roncha mediática. No hacen más que eso. A nosotros no nos gusta mentirles a los trabajadores ni a la ciudadanía.

En ese marco, antes de seguir con este comunicado, reiteramos parte del enviado ayer por nuestro secretario general, Juan Carlos Scalesi cuando nos encontramos con Aguiar diciendo en los medios que “(…) mantuvo un “cordial” contacto telefónico con su par de UPCN, Juan Carlos Scalesi, en el que habrían existido algunas coincidencias para avanzar en la reforma de la composición de la Mesa de la Función Pública, que consideró permitiría bajara los niveles de conflictividad en la provincia”.

No podemos dejar pasar esa mentira y nuestro secretario dijo a los medios, entre otras cosas, que “(…) en el mes de septiembre, en un inoportuno momento personal, me envió un mensaje al que respondí que no podía conversar con él en ese momento. Eso fue todo, no hubo ninguna ‘charla’ ni existió ninguna ‘coincidencia’, es, una de las tantas mentiras de Rodolfo Aguiar, método discursivo que usa a menudo”.

A nosotros, como sindicato de trabajadores, no nos interesa el bombo mediático. Nuestra responsabilidad y obligación para con los trabajadores es otra. Trabajar gremialmente para promover derechos, leyes escalafonarias, mejoras salariales, pases a planta, capacitación y formación sin costo adicional para los trabajadores, frenar una Ley de Disponibilidad como la que quisieron imponernos, leyes de licencias maternales, manual de Misiones y Funciones que beneficien a los compañeros; promoción de incentivos y horas extras para determinadas tareas, etc.

Nosotros, como gremio responsable, usamos las herramientas sindicales con el respeto que estas se merecen. Históricamente, esas herramientas le costaron la vida a muchos trabajadores y no pueden ser usadas a destajo y sin razón. Están para ser usadas con consciencia y no para banalizarlas. No encendemos gomas, ni dañamos edificios (cuyo arreglo pagan todos los ciudadanos), ni atacamos físicamente a funcionarios, ni quemamos nuestro símbolo patrio, ni dejamos a personas en terapia intensiva y al borde de la muerte. Buscamos caminos de diálogo y lugares de discusión antes de salir a la calle. Ya estamos cansados de aclararlo… pero es la forma de trabajar de la UPCN y, desde ese lugar, nunca podríamos tener diálogo ameno con los violentos. Y agregamos que la mentira a los trabajadores o a la ciudadanía es también violencia.

Desde la Mesa Directiva de UPCN Río Negro nos parece llamativo el giro veloz que dio el dirigente de Ate Río Negro, que ahora manifiesta una sugerente metamorfosis desde un estado de ánimo violento, ‘prepotero’, que va al choque hacia una intención ‘dialoguista’ y ‘pacificadora’. En realidad no le creemos eso tampoco. Así como miente que tuvo ‘coincidencias’ respecto a la Función Pública con nuestro secretario general, tampoco le creemos su repentino giro y preocupación por el diálogo y la paz social. Aguiar no tiene conducta sindical ni de buen dirigente.

Hace un tiempo, luego de quema de gomas y pintadas a la casa de gobierno, dijo estar muy lejos ideológicamente de la UPCN (que a su vez somos un gremio de trabajadores, con valores sindicales y varios colores partidarios dentro de nuestra organización), nos destrató, nos acusó sin pruebas de nada y ahora ‘de repente’ quiere conversar porque si hace lío va preso ¿será por eso el interés dialoguista? ¿Qué hubiera pasado si no tuviera una causa penal encima? Nos preguntamos.

Nosotros, pensamos que con los violentos y mentirosos no se puede dialogar. Y menos a través del engaño y falsedad virulenta. No nos interesa. Aguiar no es confiable como dirigente, tiene conflictos con la ley, no tiene conducta. Para dialogar hay que aceptar las diferencias y trabajar desde ellas, no violentar. Insistimos que la mentira no es otra cosa que violencia aquí.

Por otro lado, vemos que también en los últimos días, otra estrategia en reemplazo del humo y las pintadas es de tipo ‘marketinera’ básica. Para hacer su repetido ‘bombo’ se autoproclama ‘gremio mayoritario’. Nosotros mucho al respecto no vamos a decir, porque las evidencias a veces hablan y la UPCN tiene actualmente algo más que catorce mil afiliados y veintiocho delegaciones en toda la provincia, de las cuales veintiuna están funcionando en edificios propios del gremio, que se compraron en todos estos años de una buena administración de los aportes colectivos. Y no afiliamos por aprietes ni con falsas promesas de que ‘si te afiliás hacemos esto o esto por vos’.

No. Nuestro crecimiento en afiliados se da a partir de los trabajadores que se acercan a nuestras delegaciones. Pero no salimos a decirlo cual competencia o estrategia. El trabajador se acerca, nos conoce y se afilia al sindicato y/o a la Obra Social.

Este comunicado podría extenderse mucho más, y seguir marcando las incongruencias, falsedades y destrezas mentirosas, violentas, deshonestas en el campo sindical que usó y usa Aguiar, pero no vamos a explayarnos ahora. Sí invitamos a quien quiera a hacer uso de la hemeroteca y archivos periodísticos que ‘lea’ el recorrido de esta persona.

Para terminar decimos que no nos interesa dialogar con quien usa la violencia como lanza, la prepotencia de la agresión física y verbal mentirosa. A quienes estamos en la Unión del Personal Civil de la Nación nos interesa la verdad informativa, ofrecer beneficios reales a los trabajadores, adoptar una actitud solidaria entre nosotros, desde la sinceridad, la información con valor de uso y principios de transparencia.

Trabajamos de manera comprometida siempre. Sostenemos proyectos que van más allá de los gobiernos de turno. Además de los salarios, discutimos otras cuestiones para los trabajadores y también llevamos propuestas superadoras como la del IPAP, leyes, proyectos de pase a planta, intervenimos de manera seria en la elaboración de reglamentos, leyes de escalafón, horarios y tantos beneficios mantenidos en el tiempo, defendidos y llevados adelante desde la responsabilidad verdadera que se sostiene más allá de las coyunturas que es la única manera de comprometerse con lo que somos: la clase trabajadora de la Administración Pública rionegrina.





Lo Principal

Lo Principal