Lo Principal

Cortés, Goye y Zuñiga ya están en la carcel, falta Carcar, es por el desvío de aportes del Policlínico Sindical Arbos

Ovidio Zúñiga se presentó este martes voluntariamente en la sede del Juzgado Federal de Bariloche y tras ser detenido fue trasladado a la cárcel de Esquel. Walter Cortés y Omar Goye habían sido detenidos durante el jueves de la semana pasada. Al cierre de esta edición, no había sido confirmada la detención de Víctor ,

Compartir en Whatsapp

Ovidio Zúñiga se presentó este martes voluntariamente en la sede del Juzgado Federal de Bariloche y tras ser detenido fue trasladado a la cárcel de Esquel. Walter Cortés y Omar Goye habían sido detenidos durante el jueves de la semana pasada. Al cierre de esta edición, no había sido confirmada la detención de Víctor , el último de los condenados con prisión efectiva por el desvío de aportes del Policlínico Sindical Arbos.

image_content_7293250_20160621112113

El histórico referente gremial de los trabajadores gastronómicos y dirigente peronista Ovidio Zúñiga, se entregó el martes junto a su abogado en la sede del Juzgado Federal de la ciudad. Tras casi una hora de trámites de rigor, fue trasladado en un móvil de la Policía de Seguridad Aeroportuaria a la cárcel de Esquel, lugar en el que comenzará a purgar la pena de cuatro años que le impuso el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de General Roca, luego que la sentencia sea confirmada por la Cámara de Apelaciones.

En las últimas horas del jueves pasado, habían sido detenidos el dirigente de Empleados de Comercio Walter Cortés, y el ex intendente de Bariloche, Omar Goye, a quienes el tribunal impuso la misma condena de prisión efectiva. El otro dirigente sindical condenado, Víctor Carcar, perteneciente a la UOCRA, aún no se presentó a la Justicia y no fue informada su detención.

El último de los involucrados por la defraudación a la Administración Pública que se comprobó luego de que los condenados desviaran aportes del Estado para el Policlínico Sindical Arbos, es Gonzalo Madrazo, quien tras permanecer prófugo durante largo tiempo, fue condenado en juicio abreviado a una pena de cumplimiento condicional, por lo que respetando las condiciones establecidas en la sentencia, no irá a prisión.

La aparición de Zúñiga, había sido esperada el mismo viernes por la mañana. En la sede del Juzgado Federal se montó una guardia periodística y hasta se hicieron presentes allegados al dirigente gastronómico para saludarlo. Sin embargo por sugerencia de su abogado, dilató su presentación hasta la mañana del martes y ya pesaba sobre él una declaración de rebeldía y un pedido de captura, según confirmaron fuentes ligadas al caso.

Este martes, se presentó acompañado por el abogado Héctor Villafañe, aunque lo defendió durante el proceso el cipoleño Ricardo Jorge Mendaña. Además, lo escoltaron sus hijos y medio centenar de allegados y afiliados a su sindicato. Tras los trámites de rigor, y a bordo de una camioneta de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, fue trasladado hasta Esquel, lugar en el que ya habían sido alojados sobre el cierre de la semana pasada, Omar Goye y Walter Cortés.

Los defensores de los detenidos, aceleraban una batería de presentaciones con el objeto de lograr la excarcelación y una última instancia de revisión del caso, a través de la intervención de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En tanto, en Neuquén, delegados de distintas seccionales de la Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) se concentraban para dar su apoyo a Víctor Carcar, cuya rebeldía y pedido de captura había sido dictada al mismo tiempo que la de Zúñiga. Por pedido de los mismos dirigentes gremiales neuquinos, la sede del sindicato contó con refuerzos policiales para prevenir posibles incidentes.

Apoyo, llantos y abrazos

Al salir la camioneta de la PSA que trasladaba a Ovidio Zúñiga, el medio centenar de allegados y familiares que se habían congregado en la puerta del Juzgado Federal de la calle San Martín, despidieron al dirigente detenido entre aplausos, llantos y abrazos.

Los hijos de Zúñiga y su ex pareja y actual titular de UTHGRA, Rosa Negrón, además de otras personas y afiliados del sindicato, expresaron su apoyo al dirigente detenido, cuestionando también las publicaciones de algunos medios y vinculando la detención con cuestiones políticas.

FUENTE: Diario El Cordillerano