Con un paro de 24 horas ATE pide al Gobernador la inmediata reapertura de las paritarias

En una conferencia de prensa realizada en la ciudad de General Roca, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) anunció su decisión de convocar un paro provincial de 24 horas para el próximo jueves 7 de julio en toda la administración pública, a los efectos de demandar al Gobierno de Alberto Weretilneck la inmediata reapertura de

Compartir en Whatsapp

En una conferencia de prensa realizada en la ciudad de General Roca, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) anunció su decisión de convocar un paro provincial de 24 horas para el próximo jueves 7 de julio en toda la administración pública, a los efectos de demandar al Gobierno de Alberto Weretilneck la inmediata reapertura de las paritarias.

Rodolfo Aguiar

Rodolfo Aguiar

El gremio también comunicó que en la zona del alto valle todas las seccionales definieron movilizarse durante esa jornada, hacia los puentes carreteros que unen la ciudades de Cipolletti y Neuquén a partir de las 10 horas.

“Mientras que los sueldos de los funcionarios rionegrinos se ubican entre los más altos del país, la enorme mayoría de los empleados públicos no llega a fin de mes y mantienen comprometidos hasta tres salarios futuros por deudas en cuotas”, cuestionó Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Río Negro y agregó: “Nos preocupa que endeudarse comience a ser una costumbre para el Gobierno Provincial y hacer responsable a los trabajadores por el déficit financiero también”.

Los Plenarios Regionales de la entidad sindical resolvieron realizar la medida de fuerza con anterioridad al receso de invierno, luego de debatir extensamente sobre el impacto negativo de las medidas económicas nacionales y el deterioro que en los ingresos produce el actual proceso inflacionario.

“Quieren descargar todo el peso de la crisis y el ajuste sobre los trabajadores y jubilados. Luego del receso invernal, si no hay respuestas, los reclamos se van a profundizar. No estamos dispuestos a que el Gobierno siga mirando para otro lado, sin tener en cuenta las necesidades de los trabajadores y el pueblo”, agregó el dirigente estatal.

Para ATE, luego del reconocimiento oficial de una inflación anual del 42%, se demuestra la insuficiencia del último aumento salarial otorgado por el Ejecutivo provincial y la necesidad de poner en discusión un nuevo incremento para la segunda mitad del año que debe ubicarse entre el 15% y el 20%, a los efectos de garantizar que la recomposición de los ingresos en el sector público este año 2016 no quede por debajo de la inflación.

El gremio también exige el inmediato pago de la deuda en concepto de indumentaria, la cancelación total de la antigüedad a todos los trabajadores y que se ponga fin a la creciente precarización laboral en el Estado, regularizando la situación de todo el recurso humano que en la actualidad se encuentra prestando servicios bajo la modalidad de becas y se termine con las persecuciones ideológicas y sindicales en la mayoría de las áreas de la administración.

Por último, las demandas del sindicato se completan con su rechazo al tarifazo, el pedido de eliminación del Impuesto a las Ganancias sobre el Salario, el 82% móvil para los jubilados, el desprocesamiento de dirigentes gremiales y sociales, la derogación de la ley antiterrorista y del protocolo anti-piquetes.





Lo Principal

Lo Principal