Comienza el jucio por el asesinato de Atahualpa

Son más de treinta testigos, cuatro de ellos de identidad reservada, declararán durante las distintas audiencias del debate.

Compartir en Whatsapp

Este 1 de marzo el juicio se iniciará con la lectura de la requisitoria de elevación a juicio y las indagatorias.
En las jornadas posteriores comenzarán las declaraciones de los testigos, a razón de entre 4 y 8 cada día.

Los jueces que conforman el Tribunal, son Carlos Mussi presidente, Marcelo Valverde e Ignacio Gandolfi.

La última jornada de testimonios, inicialmente, está prevista para el 22. Luego será el tiempo de los alegatos y finalmente la sentencia del Tribunal.

Tras un juicio inicial en el que tres acusados resultaron absueltos por un tribunal presidido por el ex juez -hoy destituido- Juan Bernardi, el Superior Tribunal de Justicia anuló la sentencia. De esta manera, el proceso volvió a la fase previa a la elevación a juicio. Así, con similar plataforma fáctica, la querella solicitó la profundización de algunas pruebas con nuevos mecanismos tecnológicos ahora disponibles.

Mirá también  "Julieta nos enseño que las luchas nunca son en solitario"

También la Corte Suprema de Justicia de la Nación avaló el fallo del STJ que anuló la sentencia absolutoria en el caso Atahualpa.

La resolución del Superior Tribunal –solicitada en tal sentido por el Ministerio Público Fiscal- no solo abrió la posibilidad de un nuevo juicio, sino también al anular la sentencia y el debate, ordenó que continúe la sustanciación de la causa con distinta composición de magistrados. El fallo tuvo con los votos afirmativos de Liliana Piccinini, Ricardo Apcarián, Enrique Mansilla y Sergio Barotto, con la abstención del juez subrogante Gustavo Guerra Lavayén.

Los imputados son Carlos Morales Toledo, Felipe Carrasco y María Belén Fernández Barrientos. En la audiencia preliminar al debate, a raíz del planteo del defensor sobre el papel de la querella en el debate, el juez Mussi adelantó el criterio que tendrá el Tribunal, que será con una participación activa de la querella, que solo estará limitada al momento del pedido de pena.