Asumieron en Viedma las Secretarias que reforzarán el fuero de Familia

Juraron dos Secretarias de sendos Juzgados de Familia de Viedma, que oportunamente fueron escogidas por el Consejo de la Magistratura, en el marco del programa de fortalecimiento del Fuero -uno de los que más ha crecido en demanda- dispuesto por el Superior Tribunal de Justicia. También asumió una Fiscal Adjunta, también elegida por los consejeros.

Compartir en Whatsapp

Encabezó el acto la presidenta del STJ, Adriana Zaratiegui, junto al juez Enrique Mansilla y el Procurador General, Jorge Crespo.

Adriana Zaratiegui tomó juramento a Betiana Lorena Díaz y Marcela Victoria Gonzalez, quienes asumirán funciones como Secretarias de los Juzgados de Familia Nro 5 y Nro 7, respectivamente, y a Lorena Belén Chavez como Fiscal Adjunta.

La titular del máximo tribunal resaltó la creación de las nuevas Secretarías para cada Juzgado de Familia de la provincia. “Estamos dotando de más herramientas a un fuero que ha tenido un crecimiento exponencial, sobre en cuanto a las causas de violencia doméstica”, afirmó.

“La incorporación de ustedes un gran paso para poder dar más respuestas adecuadas en tiempos oportunos”, recalcó más adelante. Instó a “pensar en cada persona, pensar en su dignidad, y garantizarles el derecho humano a una vida libre de violencia. Ustedes van a formar parte de esa respuesta, nada más y nada menos”.

Mirá también  Asumió el nuevo Defensor General Ariel Alice en lugar de Rita Custet que es nueva jueza de Impugnación

Los casos de violencia doméstica y familiar representan más de la mitad del trabajo de los Juzgados de Familia. Con este antecedente, la convocatoria de los concursos para duplicar las Secretarías en los Juzgados de Familia se enmarcó en la decisión tomada mediante la Acordada 19/2017 del Superior Tribunal de Justicia.

Para ello los jueces del STJ tuvieron en cuenta no sólo el aumento del volumen de trabajo sino también, y particularmente, que el nuevo Código Civil y Comercial demanda una fuerte actuación de oficio por parte de las juezas de Familia y exige la reevaluación de todas las causas en las que se habían resuelto declaraciones de incapacidad, curatelas o inhabilitaciones basadas en las facultades mentales de las personas.