Vender alcohol después de la medianoche “no es un problema de ordenanza sino de control”

La presidente del bloque de concejales del FPV en Viedma, Evelyn Rousiot, dialogó con Lo Principal y se refirió a la decisión de rechazar el proyecto de ordenanza que buscaba el cierre de aquellos comercios, que venden bebidas alcohólicas después de la medianoche.

Compartir en Whatsapp

El proyecto mencionado fue una iniciativa de la concejal de la Unión Cívica Radical, Genoveva Molinari.

La concejal Rousiot manifestó que la iniciativa de Molinari “era un proyecto de ordenanza que le faltaba mucho trabajo”, y que  “no iba a  ser de cumplimiento posible” por una serie de cuestiones.

“Incorporaba por ejemplo un rubro de comercio a los llamados clandestinos, cuando vender bebidas alcohólica sin habilitación comercial es un delito”, argumentó.

Ante la decisión de rechazar el proyecto, por parte de los demás concejales, sostuvo que “vimos que un grupo de comerciante está cumpliendo con la ordenanza y eso definió nuestro votos”.

“Hay uno o dos comercios que no lo hacen, y por estos se impondría la prohibición”, comentó luego.

Por último, recalcó que en la ciudad ya existe una ordenanza que prohíbe la venta de alcohol luego de la medianoche, y que “no es un problema de la ordenanza sino que es un problema de control”.

“El intendente manifestó que iba a haber un nuevo cuerpo de inspectores, y estamos a la expectativa y creemos que, trabajando seriamente, vamos a poder vivir en esta ciudad de acuerdo a lo que está reglamentado y no prohibir todo”, sentenció.