Una foto de Lucas fue hallada en el celular de un ex jefe policial, habría sido utilizada para marcarlo

La imagen fue tomada días antes de su desaparición, sin que el efectivo policial advierta que estaba siendo fotografiado. Los peritos analizan quién tomó la foto y a quién fue enviada.

Compartir en Whatsapp

Lucas Mñoz

Una fotografía tomada a Lucas Muñoz días antes de su desaparición fue hallada en el celular de un ex jefe policial.

Peritos informáticos analizan si la imagen fue tomada por el propietario del teléfono o si fue recibida desde otro celular y/o enviada a algún destinatario.

El estudio fue iniciado la semana pasada por especialistas de Viedma a través de un softwere que el Poder Judicial adquirió hace poco tiempo.

La abogada querellante Karina Chueri informó a El Vespertino de Radio Seis y publicado por bariloche2000.com, que aún no recibieron los resultados y esperan que los datos colaboren para avanzar en la investigación.

Según explicó, en la imagen puede observarse que “se nota que Lucas no se percata de que le están sacando la foto”. La fotografía fue tomada en la oficina de una dependencia policial y Muñoz tenía puesto el uniforme.

“Lo que le manifesté al fiscal es que me daba la sensación que era una fotografía que podría haber sido para marcarlo a Lucas” sostuvo Chueri.

Por otro lado, la abogada desmintió las declaraciones del gobernador Alberto Weretilneck, quien cuestionó la falta de avances en la investigación.

Chueri respondió que “se está trabajando con las hipótesis” y minimizó la importancia de los datos que aportó el gobierno provincial en la investigación.

“Los aportes dieron origen a las causas conexas. Hay una confusión del gobierno cuando se refiere a que todo pertenece a una misma causa judicial” manifestó.

Consultada sobre la herramienta con la cual cuenta la Universidad Tecnológica Nacional para la localización de celulares que se encuentran apagados, Chueri indicó que tiene el contacto del ingeniero Ariel Garbarz y que días atrás le propuso al fiscal Martín Govetto utilizar ese método.

Sin embargo, “tenemos un problema con el celular de Lucas porque es viejo y no tenia encendido el GPS” precisó.
Un informe de Gendarmería Nacional indica que el celular de Muñoz se apagó el día que desapareció y “nunca mas volvió a prenderse”.

Lucas Muñoz fue secuestrado el 14 de julio de 2016 y fue encontrado muerto en un descampado 27 días después. La hipótesis que sostiene la querella es la del secuestro extorsivo.