Tres años de prisión en suspenso y cinco años de inhabilitación para conducir acordaron para Balda

A partir de un juicio abreviado que se realizó este miércoles a la mañana, se acordó la pena de tres años de prisión en suspenso para Balda.

Compartir en Whatsapp

Néstor Balda conducía el vehículo que acabó con la vida del docente Gustavo Farías, en febrero de este año.

El hecho se produjo en la intersección de Boulevar Contín y Dorrego, donde dos vehículos protagonizaron un vuelco. Farías conducía un Fiat Siena y fue impactado por un Chevrolet Corsa, en el cual iba Néstor Balda.

Ambos debieron ser asistidos por médicos del hospital Zatti, pero el 1 de marzo Farías, que se encontraba en terapia intensiva, no logró sobrevivir.

Este martes se acordó entre las partes tres años de prisión en suspenso para Néstor Balda, y además cinco años de inhabilitación para poder conducir.

“Esto significa cerrar una puerta y encontrar un poco de paz”, dijo en diálogo con la prensa Ezequiel Farías, hijo de la víctima fatal.

Más adelante declaró: “No estamos para nada de acuerdo, pero va tener que cumplir para poder empezar a pagar este daño que nos hizo a la familia”.

“Si bien sabíamos cómo iba a ser la cuestión, nos vamos con un sesgo de impotencia y de dudas de que la ley no nos ampara en todos los casos. Este es el único camino que tenemos y es la única forma que hay como familia”, continuó.