Solicitan 15 años de prisión por abuso sexual agravado

Este lunes el Fiscal Juan Pedro Puntel solicitó 15 años de prisión para un hombre que hace pocas semanas había sido declarado culpable del delito de abuso sexual agravado por el acceso carnal y por la calidad de conviviente con la victima.

Compartir en Whatsapp

El requerimiento se produjo en la audiencia de cesura, que el nuevo Código Procesal Penal impone como instancia posterior a la declaración de culpabilidad de un acusado. En la misma, la parte acusadora conformada también por la querella, coincidió tanto en el monto de la pena como en la argumentación del mismo.

Entre los fundamentos dados por Puntel, se destacó especialmente la extensión del daño causado a la víctima, una niña de 9 años al momento de los hechos, con la que el hombre convivía, ya que era pareja de su madre.

“El hombre de 30 años le arrebató la posibilidad de elegir libremente acerca de su desarrollo sexual, etapa que la niña no había comenzado a transitar. Esto se produjo a través de maniobras sigilosas, a hurtadillas, por un tiempo que se extendió durante por lo menos tres años, de forma ascendente y mientras los demás ocupantes de la vivienda dormían”.

En ese sentido valoró además la diferencia de edad entre víctima y victimario y la formación del hombre condenado. “Durante su paso por la Escuela de Cadetes este hombre estudió Criminología, conoce cada uno de los delitos y las consecuencias que sus actos implican a la sociedad así como las penas que traen aparejadas la comisión de los mismos”.

“Todo el análisis que desarrollamos aparece negativo: la edad, la educación del hombre y su paternidad, lo que hace que haya sido mayor la representación del mal que causaron los hechos perpetrados”, dijo Puntel.

Finalmente, habló de la prevención general: “Un 20 % de las causas penales son de abuso y, de ellas, una gran mayoría sucede en contextos intrafamiliares. Pretendemos que esta condena refleje en la sociedad la necesidad de poner un freno a este tipo de conductas, que se internalicen las consecuencias de este tipo de hechos”.

Sólo se valoró como atenuante la falta de antecedentes penales del condenado. La querella ejercida por Favio Igoldi adhirió a lo solictado por el Fiscal enfatizando en la extensión del daño causado, “que no ha concluido, ésto afectará su vida para siempre” y en la falta de arrepentimiento.

La defensa, en tanto, adelantó que recurrirá la condena y pidió que la misma no exceda los 8 años de prisión. Será ahora el Tribunal conformado por los Jueces Ignacio Gandolfi, Favio Corvalán y Adrián Dvorzak quien valore los diversos argumentos a la hora de fijar la pena.