Según Wisky, resolver la contaminación del río Negro “es prioridad para el gobierno nacional”

El diputado nacional Sergio Wisky salió al cruce de las críticas que realizan por estos días diversas organizaciones medioambientalistas respecto al cuidado del agua y afirmó que “el gobierno nacional puso como prioridad el tema de la contaminación no sólo del río Negro sino de todos los ríos del país”.

Compartir en Whatsapp

Durante el paso de la Regata del Río Negro por el Alto Valle, el legislador nacional le contó a Lo Principal que la prueba náutica “pone en relevancia algo histórico como un evento deportivo pero además algo de actualidad que vienen poniendo en agenda grupos que pelean para la defensa de los recursos hídricos que tenemos”.

En este sentido, consideró que “es un orgullo para los cipoleños que la regata se inicie en nuestro lugar, el corazón del Alto Valle, y más con el significado de la jornada convocada para visibilizar el cuidado del río, que es otro de los objetivo claves que tenemos como gobierno”.

Sobre la respuesta concreta a la problemática de la contaminación, enumeró distintas inversiones que se vienen realizando: “arrancamos en el inicio de la cuenca con 700 millones de pesos de inversión en Bariloche y Villa la Angostura, acá en Cipolletti apostamos al mejoramiento de la ampliación de la actual pileta de tratamiento de efluentes con 60 millones de pesos más, y también se destinaron otros 150 millones de pesos en General Roca”.

Asimismo, Wisky destacó los fondos destinados a Choele Choel “porque tienen la importancia de que el agua tratada se transforma en riego para reforestación, así que hay un doble impacto ambiental. Y a medida que vayamos detectando y teniendo los planes directorios de tratamiento, toda la cuenca de la provincia de Río Negro va a estar dentro del esquema importante de inversión que va a tener la Nación”.

Consultado sobre el trabajo parlamentario para mejorar los controles sobre el agua en el río Negro, dijo que “lo que tenemos que hacer es potenciar los observatorios que tiene la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) sobre la calidad del agua. La idea es trabajar sobre la apertura participativa en esos observatorios para abrir las puertas a las ONGs que vienen trabajando por afuera. O hacer algo más sistematizado para que sea creíble, sino es como el viejo INDEC que no le creía nadie”.

El diputado consideró clave “la idea de fortalecer ese trabajo, abrirse a las ONGs medioambientalistas y otorgar información veraz sobre los muestreos y análisis de la calidad del agua y la metodología que se aplica”.