Reclaman por falta de actividad en la Junta de la Legislatura de Río Negro

Representantes de los empleados legislativos en la Junta de Admisión, Disciplina y Calificaciones de la Legislatura de RN reclaman a las autoridades del Poder Legislativo que convoque a reunión del cuerpo presidido por el Secretario Administrativo, Oscar Porro. La Junta lleva más seis de meses de gestión y sólo se reunió una vez, en octubre.

Compartir en Whatsapp

Representantes de los empleados legislativos en la Junta de Admisión, Disciplina y Calificaciones de la Legislatura de RN reclaman a las autoridades del Poder Legislativo que convoque a reunión del cuerpo presidido por el Secretario Administrativo, Oscar Porro. La Junta lleva más seis de meses de gestión y sólo se reunió una vez, en octubre.

11449138254_a5817bf995_b

Ahora se realizó un llamado a reunión para el 5 de abril, es decir que el plazo se extiende por un mes más, el encuentro (y los temas pendientes) se pospone un mes más.

Los representantes del escalafón administrativo y técnico de los empleados están preocupados por la falta actividad del cuerpo que se encarga de dictaminar sobre todo lo referido al ingreso del personal, al régimen de calificaciones y a todo sumario administrativo iniciado por razones disciplinarias, accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, de acuerdo a lo pautado en la presente reglamentación.

Los representantes de los empleados fueron elegidos en agosto del año pasado. La única reunión se llevó a cabo el 27 de octubre. En esa oportunidad de acordó un próximo encuentro a realizarse a fin de noviembre, que nunca tuvo lugar.

A raíz de esto, se hicieron presentaciones formales en la Legislatura para que el cuerpo se reúna, que no fueron contestadas por la misma vía. Los empleados exigen que se les informe el motivo por el cual no se llama a reunión habiendo diversos temas para tratar.

En la reunión realizada en octubre se analizaron distintos expedientes sobre solicitudes de recategorizaciones, subrogancias, cambios de escalafón, pagos de bonificaciones, apercibimientos, suspensiones, entre otros temas.

Desde la Agrupación Naranja se planteó la necesidad de que el cuerpo se reúna para continuar con el trabajo y atender los distintos reclamos de los compañeros: “Hay temas pendientes que necesitan resolverse, en la primera reunión se trabajó bien, pero no entendemos por qué no se continuó en la misma línea. Estamos preocupados porque nosotros representamos a los empleados y no puede ser que teniendo en cuenta la duración de nuestro mandato, que es de un año, nos hayamos reunido una sola vez en seis meses. Debemos exigir que se trabaje por respeto a quienes nos votaron para ocupar ese lugar”.