Quedó colgado cuando estaba colocando los vidrios en el octavo piso del nuevo edificio de la Legislatura

Un trabajador que no pertenece a la Obra Legislatura sino a una vidriería, se salvó al zafarse el cricket en el octavo piso, gracias a que los Delegados de Obra de UOCRA obligaron previamente al hombre a colocarse las medidas de seguridad adecuadas para realizar la tarea, en contra de la voluntad del propio trabajador.

Compartir en Whatsapp

El trabajador, es empleado de un comercio local y se encontraba colocando vidrios en el octavo piso de la obra de Legislatura, fue retirado en camilla luego de zafarse el cricket y quedar pendiendo sujetado del arnés, sólo para chequear su estado de salud y se encuentra en perfecto estado, sin ni siquiera un golpe.

La vida de este trabajador se salvó gracias al accionar permanente de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) Seccional Viedma se informó en un comunicado, donde explica que a través de los Delegados y Subdelegados de cada obra mantiene como principio rector el uso de todas las medidas de seguridad dispuestas para preservar la vida y la salud de nuestros trabajadores.
En este contexto es importante generar conciencia en la familia obrera respecto al uso estricto de todos los elementos y medidas de seguridad, ya que “hoy podría haber sido una tragedia pero gracias a los sistemas de seguridad no pasó a mayores. El uso del arnés en forma adecuada siempre disminuye el riesgo de caída”, indicó el Secretario General de UOCRA Viedma, Damián Miler, luego de recorrer la obra y visitar al compañero hace minutos, para chequear la salud del trabajador.

El líder gremial también señaló que “es importante que cada vez que se encomiende una tarea de riesgo, la empresa capacite a sus trabajadores” e instó los compañeros “a seguir trabajando firmes”. “Hoy podemos contarlo como una anécdota” dijo Damián Miler aliviado y felicitó a los delegados de la Obra Legislatura por la tarea realizada.