Por supuestos apremios ilegales suspenden provisoriamente a cuatro policías en Bariloche

El jefe de la Policía de Río Negro, Mario José Altuna dispusó la suspensión provisoria de los cuatro efectivos policiales denunciados por supuestos apremios ilegales en San Carlos de Bariloche. Pondrán a disposición de la Justicia toda la información necesaria para esclarecer el hecho. En tal sentido, el Jefe de Policía, Mario Altuna, destacó que

Compartir en Whatsapp

El jefe de la Policía de Río Negro, Mario José Altuna dispusó la suspensión provisoria de los cuatro efectivos policiales denunciados por supuestos apremios ilegales en San Carlos de Bariloche. Pondrán a disposición de la Justicia toda la información necesaria para esclarecer el hecho.

polipoli

En tal sentido, el Jefe de Policía, Mario Altuna, destacó que “estamos trabajando con todo el aparato administrativo para buscar y establecer las responsabilidades que correspondan a cada efectivo denunciado”.

Asimismo sostuvo “no vamos a tolerar ningún abuso de autoridad por parte de los empleados policiales, por lo que se ha dispuesto la desafectación provisoria para que la investigación se desarrolle de forma correcta”.

Por último, Altuna explicó “no se tolerara ningún comportamiento fuera de la ley, estamos para hacer cumplir la ley y si cualquier uniformado comete acciones que perjudiqué a la institución, será sancionado como corresponde”.

Atento a esto, desde la Policía de Río Negro se ratificó el acompañamiento al trabajo de los fiscales, quienes intervienen en la causa desde el momento de la denuncia por parte de los involucrados.

A raíz de la situación denunciada, las autoridades de la Regional III iniciaron las actuaciones administrativas internas para analizar las distintas responsabilidades del personal que se vio involucrado en el hecho, siendo ellos tres agentes y un cuartelero de la Comisaría 2º de la ciudad lacustre.

Dichas actuaciones fueron elevadas a la Asesoría Legal de la Unidad Regional Tercera, transformándose las mismas en un Sumario Administrativo, en virtud del cual se requirió la desafectación provisoria de los uniformados denunciados. Esta medida implica que los policías dejan de cumplir funciones, y se les retira el arma y el uniforme, al tiempo que se le descuenta parte de su salario hasta tanto se esclarezca la situación.

En tanto, de comprobarse la responsabilidad en el caso, las sanciones previstas a partir del sumario administrativo van desde días de arresto, suspensión o incluso la exoneración de la fuerza.