Piden prisión perpetua para el asesino del maestro

El Fiscal Jefe, Hernán Trejo solicitó la prisión perpetua del hombre de 27 años acusado de ser autor del homicidio de Daniel Ortíz.

Compartir en Whatsapp

La calificación legal endilgada es la de homicidio criminis causae: es decir que mató para lograr la impunidad de otro hecho, el robo a la vivienda.

Detallando una a una las diversas declaraciones testimoniales que se produjeron en las tres jornadas del debate oral y público, Trejo construyó su alegato para demostrar que el hecho y la autoría del acusado está probada.

“Las declaraciones testimoniales dan cuenta de la relación previa que tenían víctima e imputado”, destacó el representante del Ministerio Público Fiscal, y agregó especialmente aquella que ubicó al acusado en la vivienda de la víctima, detallando además que esta misma versión da cuenta de que él tenía en su poder los elementos sustraídos de la misma.

En cuanto a evidencia material, Trejo enumeró el cuchillo ensangrentado que fue secuestrado del departamento del imputado, vecino al lugar del hecho. En tanto las llaves de la vivienda de la víctima, su documentación y notebook, fueron encontrados en cercanías a una propiedad que ocasionalmente ocupaba el imputado quien además dejó una huella palmar con sangre en el interior de la vivienda y rastros tanto en el cuchillo como en la ropa de Ortiz.

“La muerte fue violenta, determinó el Cuerpo Médico Forense. El cadáver presentaba 13 lesiones entre heridas cortantes, golpes y lesiones subcutánea de diverso tipo que fueron efectuadas en vida, todas de carácter vital. De la misma forma que está probada la muerte violenta, está probado el robo y que víctima y victimario eran vecinos”, sostuvo el Fiscal.

Finalmente, para sostener su pretensión de prisión perpetua se preguntó: “¿Tuvo que matar para robar o quería robar y mató?. Entiendo que lo primero: él quería robar y lo mató para lograr su impunidad?. La muerte se convierte en un medio para consumar un fin, y este fin para el imputado era el robo”, enfatizó.

“No lo pasaron a buscar a la hora indicada; las lesiones de ambos demuestran una pelea previa, aunque tenía las llaves de la vivienda rompió la puerta de ingreso. Estoy convencido de que, cuando Ortiz llegó a su casa, el imputado se encontraba allí perpetrando el robo, es ahí cuando se reconocen, pelean y lo mata para lograr su impunidad”

¿Qué dijo la defensa?

La defensa del imputado fue ejercida por la defensora oficial Martha Ghianni quien, haciendo referencia a una rueda de reconocimiento que según su parecer había sido inducida, pidió la nulidad de la misma y con ella del tramite posterior.

“Se violaron formalidades en el apuro por encontrar un autor”, destacó, para solicitar luego la absolución de su defendido por el beneficio de la duda.

No obstante, y ante la posibilidad de que el Tribunal no admita tal nulidad, también detalló uno a uno los testimonios buscando que el hecho sea considerado como homicidio en ocasión de robo, solicitando que así sea juzgado.

La lectura de sentencia, a cargo del Tribunal compuesto por Daniela Zagari, Carlos Reussi y Luján Ignazi, estaba fijada (por la conformación con un juez subrogante) para mediados de febrero pero, a instancias de los tres jueces, la misma se adelantó para el último día hábil de este año en función de la importancia que reviste el caso y la celeridad que se espera del servicio de administración de justicia.