En vivo en El Rayo 95.9

Para garantizar los salarios, habría reducción de horas extras, licencias y eliminación de viáticos

El Gobierno de Río Negro puso en marcha un proceso para hacer más eficiente el gasto público, con una reducción en sus erogaciones, que permitan hacer frente a la actual situación de déficit fiscal generada principalmente por la caída en los recursos económicos de orden nacional.

Compartir en Whatsapp

La situación fiscal, las proyecciones para el 2017 y las variantes para reducir el gasto público fueron analizadas hoy en reunión de Gabinete ampliado, encabezada por el gobernador Alberto Weretilneck en la Residencia de los Gobernadores.

Ante el vicegobernador Pedro Pesatti, Ministros, Secretarios de Estado y Presidentes y representantes de las empresas públicas, el Mandatario Provincial realizó un análisis de la actual situación económico-financiera de la provincia, y de la incidencia de la pérdida sostenida de los ingresos nacionales.

No obstante ello, se ratificó que la prioridad, tal como ha sucedido a lo largo de la gestión, es garantizar el pago de salarios a los empleados estatales y la prestación de los servicios esenciales.

En este marco, Weretilneck ratificó la necesidad de un fuerte compromiso de todo el Gobierno para con la reducción del gasto. Se reducirán las erogaciones en gastos corrientes, viáticos, bienes de uso y se revisará todo lo concerniente a guardias y horas extras en Salud Pública, y licencias en Educación y el ámbito del Ministerio de Seguridad y Justicia.

Asimismo, Weretilneck confirmó que se está trabajando con el equipo de Economía para lograr la normalización del cronograma de pago de sueldos, de manera tal de poder seguir brindándole a los trabajadores públicos la previsibilidad tal cual sucedió desde el inicio de gestión, y que se vio alterada en los últimos meses.

En tal sentido, el Mandatario requirió a todo su equipo de Gobierno los esfuerzos y colaboración necesarios para reducir el déficit fiscal y así evitar que la Provincia deba enfrentar una crisis similar a la vivida en décadas anteriores.

Luego del encuentro, el ministro de Economía, Isaías Kremer, informó que “desde el Ministerio de Economía se presentó un informe de la situación financiera del 2016 y las proyecciones para el 2017. Se estableció trabajar fuertemente en hacer más eficiente el gasto y ver la posibilidad de lograr un camino hacia el equilibrio financiero”.

“Con los diferentes sectores se trataron las alternativas para que se revean las situaciones de gastos y recursos, para poder llegar una mejor situación financiera”, añadió.

Recordó el Ministro que “en el 2016 nos faltaron $1.600.000.000 de coparticipación por diversos motivos, lo que generó la necesidad de salir al mercado con Letras de Tesorería. Se trabaja fuertemente para revertir esta situación y lograr un refinanciamiento de estas letras con un instrumento a largo plazo”.

Kremer adelantó que los primeros seis meses del 2017 serán de austeridad total. “Vamos a tratar de que este déficit disminuya y saldremos en la búsqueda del refinanciamiento de nuestras obligaciones financieras”.

Cabe recordar que el pasado jueves, las autoridades de Río Negro se reunieron con el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, para plantearle la situación concreta de la provincia y la posibilidad de refinanciar deuda. “Es necesario el aval para esto lo tiene que dar el Ministerio del Interior, y hubo un compromiso de trabajar con este objetivo”.

“El mensaje pasa por llevar tranquilidad. El pago de sueldos y los servicios esenciales están garantizados, pero queremos trabajar en mejorar la calidad del gasto. No olvidemos que cada peso que gasta el Estado debe tener una contrapartida y ser de utilidad para todos los rionegrinos”, remarcó finalmente el Ministro.

Estuvieron presentes el secretario general de la Gobernación, Matías Rulli; los ministros de Seguridad y Justicia, Gastón Pérez Estevan; de Desarrollo Social, Fabián Galli; de Gobierno, Luis Di Giácomo; de Salud, Fabián Zgaib; de Economía, Isaías Kremer; de Educación, Mónica Silva y de Obras y Servicios Públicos, Carlos Valeri, además de los secretarios de Estado de Trabajo, Lucas Pica y de Energía, Sebastián Caldiero; así como presidentes de empresas públicas, y demás funcionarios.