“Nosotros esperamos que el diálogo con el Gobierno no esté condicionado por ninguna urgencia electoral”

El gremio ATE expresó que luego de nueve meses ATE de relaciones interrumpidas este martes desde las 10 horas en la capital (Viedma) la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y el Gobierno provincial recuperarán el diálogo.

Compartir en Whatsapp

Rodolfo Aguiar

El encuentro se realizará en la Casa de Gobierno y para el sindicato el mismo no puede estar condicionado por urgencias electorales de ningún tipo.

“Nosotros esperamos que el diálogo con el Gobierno no esté condicionado por ninguna urgencia electoral. Para que esta instancia que se está abriendo tenga continuidad, el Gobernador debe estar decidido a avanzar en algunos debates de fondo que fueron esquivados en estos casi seis años. Mantenemos optimismo con este encuentro a partir del gran crecimiento que está teniendo nuestro sindicato y la mayor legitimidad que eso nos da frente a nuestra patronal estatal”, manifestó Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Autónoma de Río Negro.

Desde el gremio se espera que el diálogo sea serio, responsable y sobre todo profundo, permitiendo abordar un análisis sobre cuestiones de fondo y no que se trate solo de una respuesta obligada por la cercanía de las elecciones generales del próximo 22 de Octubre.

Para ATE, luego de casi 6 años de gestión el Gobierno encabezado por Alberto Weretilneck debe encarar la reforma de un marco legal viejo e inconstitucional, que no ha sido receptivo de los principales avances que se han dado en materia de derecho laboral en el resto del país y ha generado en Río Negro un esquema de grave discriminación de los trabajadores estatales a partir de su afiliación gremial, como así también negado un derecho central, reconocido hasta en los pactos internacionales, como es el de las convenciones colectivas.

La entidad sindical considera que la única posibilidad que tiene el actual Gobierno de producir un cambio que mejore la calidad de vida de la población, es la de jerarquizar a todos los empleados públicos y democratizar el Estado en sus vínculos laborales. No existe otra manera de aumentar las prestaciones en cantidad y calidad que no sea invirtiendo en los salarios y la capacitación del recurso humano.

El gremio señaló que si bien la reunión prevé un temario abierto, existen algunas demandas urgentes que están relacionadas con la alarmante precarización en el empleo estatal (becados), con la modificación de normas que bajan salarios y contrarian leyes provinciales, nacionales y hasta la Constitución Nacional (nuevo Manual de Misiones y Funciones para trabajadores no docentes) y el recorte de gastos aplicado mediante el Decreto 58/17 con su impacto real en los hospitales y todo el sistema sanitario público.

Por último, ATE indicó que son dos los factores que perjudican desde el punto de vista salarial a todos los estatales. Por un lado, la imposibilidad de recuperar hasta ahora el porcentual perdido durante el año pasado (2016), con un aumento en promedio del 30,5% y una inflación que en la Patagonia trepó sobre los 40 puntos; y por el otro lado, el carácter no remunerativo y en negro del incremento otorgado este año por el Poder Ejecutivo y avalado por el otro gremio de la administración.