Más de 70 milímetros cayeron de agua en la zona y hay varios sectores complicados

Las cuadrillas de la Municipalidad de Viedma se mantienen activas y en alerta en el marco del temporal de viento y lluvia.

Compartir en Whatsapp

Hasta el momento, son más de 70 los milímetros de precipitación acumulados, y se pronostica la continuidad de las lluvias al menos hasta este viernes, acompañadas de fuertes vientos provenientes del sudeste, que cobrarían intensidad en horas de la tarde.
Se mantienen las guardias activas y así permanecerán toda la noche.

La Secretaría de Ordenamiento Territorial y Servicios Públicos, en conjunto con Defensa Civil y Desarrollo Humano, realiza las intervenciones, en función de los llamados de los vecinos y las recorridas que realizan las patrullas municipales.

Está activa la línea directa y gratuita 103, de Defensa Civil.

Se han recepcionado hasta ahora más de veinte llamadas, principalmente por acumulación de agua en las calles y desprendimientos de ramas.

No se han realizado evacuaciones y tampoco hubo pedidos de ayuda para autoevacuación.

El sistema de desagüe pluvial funcionó con normalidad, y lugares históricamente críticos como la calle Los Notros o algunos puntos del barrio Parque Independencia, no han tenido problemas en esta oportunidad.

Uno de los inconvenientes más puntuales se presenta en el barrio Álvarez Guerrero, más precisamente en la calle 112. Allí el nivel del agua cubre por completo la calzada. Operarios de Obras Públicas realizaron sangrías para derivar la carga hacia los préstamos de la ruta y demás sectores alejados de las viviendas, generando un descenso lento y continuo del nivel del agua.

Situación de similares características se registraron en la calle Susana Rinaldi, en el sector Patagonia del barrio Lavalle; y en la esquina de Alicia M de Justo y Gasquet del barrio Norte.

Los préstamos de la ruta Provincial 1 y la avenida Perón se encuentran muy cargados de agua, y por ello hay anegamientos en calles como Formosa del barrio Santa Clara, y Las Azucenas en el barrio Las Flores. También en la colectora de la ex ruta 3 y calle Del Guayacán, del barrio Jardín.

Hubo anegamientos en calles como Mata Negra del barrio Ina Lauquen solo al momento de producirse la primera marea del día, que duró solo unos pocos minutos. También en Pedemonte y Borgati, en el barrio San Martín, donde se ejecutó un badén para trasladar la descarga.

Se registraron desprendimientos de ramas y caídas de árboles en varios puntos de la ciudad. Uno de ellos se produjo sobre la calle Gallardo, entre Alberdi y Guido; otros dos en el barrio Santa Clara, en las calles Catamarca y Tierra del Fuego; otro en bulevar Susini y Guido y otro en el barrio Jardín. En todos los casos trabajó el área de Espacios Verdes para retirar los restos de arboles y no afectar el espacio público. Hubo además desprendimientos menores que no alteraron la circulación.

También hay registro de apagones del alumbrado público en varios barrios de la ciudad. Los fuertes vientos combinados con las lluvias, producen cortos en los cableados aéreos. Cuadrillas de Servicios Públicos trabajan para normalizar el alumbrado.

Los pronósticos que maneja la Municipalidad indican la continuidad del mal tiempo, con registros de lluvia al menos hasta mañana viernes, y con vientos intensos del sector sur y bajas temperaturas.

En la medida que las condiciones climáticas mejoren, se realizarán las intervenciones necesarias para recuperar la normalidad, tanto en el tránsito como en el resto de los servicios.

La Municipalidad de Viedma realizó distintas tareas previas de limpieza de bocas de tormenta, sumideros y cunetas, con el objetivo de permitir el normal escurrimiento de las aguas. También se efectuaron limpiezas y despejes en los caños troncales y estaciones de bombeo.

Estas tareas previas permitieron soportar la tormenta de lluvia sin dramas mayores.

Se solicita a la comunidad transitar con cuidado y lejos de los árboles, retirar las bolsas de residuos en los horarios establecidos, no colocar escombros y materiales áridos en la vía pública, y no obstruir cordones y canales, a fin de evitar inconvenientes.