Más de 16.000 rionegrinos se verían beneficiados por el gasoducto de la Región Sur

El gasoducto de la Región Sur, que forma parte de los proyectos que impulsa el Plan Castello, permitiría que los vecinos de ocho localidades cuenten con servicio de gas natural, y ademas, que nuevas empresas puedan radicarse en la zona fomentado la actividad socioeconómica de la región.

Compartir en Whatsapp

“Aspiro a la inteligencia, la grandeza y el compromiso de todos los legisladores rionegrinos para que en vez de votar pensando en su rédito electoral o partidario piensen en cada una de sus comunidades, pero fundamentalmente piensen en el bienestar y el futuro  de los 700.000 rionegrinos”, expresó el gobernador Alberto Weretilneck en su mensaje a la sociedad, el pasado jueves, cuando anunció la presentación del proyecto Plan Castello al Parlamento.

La obra prevé la construcción de un ducto e instalaciones complementarias tendientes a dotar del servicio de gas natural a las poblaciones de la Región Sur rionegrina, las cuales durante la mayor parte de la época invernal sufren la crudeza del clima. Esta obra, comprende el empalme con el gasoducto San Martín, a la altura de la Ruta Nacional Nº 3 hasta la localidad de Maquinchao.

A través de la misma, se beneficiará  a 16.735 habitantes de de Aguada Cecilio, Valcheta, Nahuel Niyeu, Ramos Mexía, Sierra Colorada, Los Menucos, Aguada de Guerra y Maquinchao.

La falta de provisión de este servicio por ausencia de infraestructura para conectarse al sistema nacional de distribución de gas natural provoca aumento en el costo de vida de la población y un notorio incremento del gasto público para cubrir la demanda del sector. En tanto que la restricción de las actividades productivas por la falta de este servicio, lleva al desaprovechamiento de la explotación de los recursos locales y ocasiona un retraso socioeconómico en la región.

“Dentro de lo que son las obras de desarrollo creemos fundamental construir el gasoducto de la Región Sur porque nos permitirá que los vecinos que viven en la zona tengan el mejor gas posibles y que haya gas suficiente para la radicación de nuevas empresas que tanto se necesitan”, manifestó el Weretilneck.

Asimismo, el Mandatario expresó que “la ley del Plan Castello quiere marcar un antes y un después en las distintas regiones de la Provincia. Se trata de obras que tienen fundamentalmente como destino a los rionegrinos, a la actividad productiva y a generar empleo. En definitiva a generar un Río Negro distinto al que tenemos hoy”.