López irá a juicio por la denuncia de abuso sexual, lesiones y amenazas que le hizo una empleada doméstica

La fiscalía le había propuesto un juicio abreviado, que implicaba el reconocimiento del hecho, pero el sindicalista no aceptó.

Compartir en Whatsapp

Foto: Diario Río Negro

Ahora el ex legislador y secretario del sindicato de la fruta Rubén López, deberá afrontar en noviembre el juicio.

Casi no levantó la mirada. Con el semblante caído y bastante más delgado. Así se mostró Rubén López, en la audiencia del control de acusación. Antes de que concluya noviembre irá a juicio por el abuso sexual de su exempleada doméstica. Así lo determinó el juez Guillermo Baquero Lazcano ante la pretensión de la Fiscalía: solicitarán una pena de más de tres años de prisión efectiva.

Luego del cuarto intermedio que tenía como objetivo “buscar una solución alternativa al conflicto”, ayer se reanudó la audiencia que terminó por marcar el destino del exdiputado provincial y dirigente del sindicato de la Fruta. No hubo arreglo entre las partes.

La Fiscalía ofreció un juicio abreviado con una pena en suspenso pero la defensa no accedió. Los abogados Pablo Agabios y Rolando Villasuso le consultaron antes a López, quién solo con un gesto contestó por la negativa.

Ayer ya alejado de las mieles del poder, se mostró cabizbajo y silencioso.

López está acusado por abuso sexual, lesiones y amenazas.

Ayer, la víctima (quién además había sido pareja de uno de sus hijos) y López se cruzaron las miradas después de mucho tiempo. Se verán de nuevo en el juicio.

Según el nuevo Código Procesal Penal, la Oficina Judicial tiene un plazo no mayor a dos meses para fijar el debate, por lo que el el juicio se realizará antes del 28 de noviembre. Estarán citados dos familiares de la mujer, la médica que la atendió y constató las lesiones, la psicóloga forense que hizo las pericias y la policía que realizó una planimetría en la casa de avenida Alem, donde el ex diputado dejó de vivir hace un tiempo.

En la audiencia de ayer, la defensa se mostró aguerrida y con varios cuestionamientos hacia la juez de instrucción del anterior código procesal que resolvió el procesamiento. Baquero Lazcano insistió una y otra vez en el hecho de que la causa se había “aggiornado” al nuevo paradigma procesal.

De todas formas, los defensores tildaron de “contradictorio” el procesamiento de la jueza Sonia Martín. Ese procesamiento le valió a López su renuncia a la Legislatura provincial.