Llevan adelante modificación de la Ordenanza que regula el proceso electoral de las Juntas Vecinales

La Subsecretaria de Juntas Vecinales de la Municipalidad de Viedma realizó una reunión con dirigentes barriales para tratar las modificaciones de la Ordenanza 5875 que regula el proceso electoral de las juntas vecinales, proyecto enviado por el Poder Ejecutivo Municipal al Concejo Deliberante. El encuentro se llevo a cabo tras algunas inquietudes que habían surgido

Compartir en Whatsapp

La Subsecretaria de Juntas Vecinales de la Municipalidad de Viedma realizó una reunión con dirigentes barriales para tratar las modificaciones de la Ordenanza 5875 que regula el proceso electoral de las juntas vecinales, proyecto enviado por el Poder Ejecutivo Municipal al Concejo Deliberante.

13010115_10209020084329085_1018978937_o (2)

El encuentro se llevo a cabo tras algunas inquietudes que habían surgido al respecto.

Durante la reunión las juntas decidieron labrar un acta y elevarla a la comisión de asuntos vecinales en total conformidad con el proyecto enviado por el ejecutivo.

Esta iniciativa tiene como principal objetivo que las elecciones barriales se desarrollen con el último padrón confeccionado por la Junta Electoral Municipal.

Actualmente los padrones provisorios y definitivos de los vecinos son confeccionados por la Junta Electoral Municipal, pero la inscripción se realiza de manera voluntaria. Esta metodología generaba inconvenientes y necesitaba una pronta modernización.

Cabe recordar que la Municipalidad de Viedma implementó el voto parroquial, favoreciendo al elector con el sufragio en el lugar más cercano a su domicilio. Este sistema contempla una subdivisión en 22 circuitos del ejido.

La utilización y adecuación del sistema parroquial a los padrones de las juntas vecinales facilitará que todos los vecinos figuren y puedan emitir su voto el día de las elecciones para la renovación de autoridades.

La ordenanza establece que los padrones de electores sean femeninos y masculinos, esto implica mesas distribuidas por género y por orden alfabético.

Los vecinos que voluntariamente soliciten a la Junta Electoral Municipal su inclusión al barrio correspondiente deberán tener una residencia de seis meses permanentes en inmediatos anterior a la fecha de empadronamiento.