“Las mujeres no nos callamos más”

“En las últimas horas, compañeras de Mujeres Organizadas de la Comarca recibieron cartas documento en donde quien fuera coordinador del SAT (Servicio de Abordaje Territorial) del Consejo Provincial de la Mujer, las amenazaba con iniciar demandas penales y civiles en su contra bajo la acusación de haberlo DIFAMADO en su ámbito laboral y vida personal.

Compartir en Whatsapp

Se trata de acusaciones infundadas, azarosas y sin asidero legal ni ético, que tienen la clara intención de amedrentarnos y por el contrario, el efecto que tiene es que nos reafirmemos en las batallas que como mujeres estamos eligiendo dar.

Gabriel Medina, ex coordinador del SAT del Consejo Provincial de la Mujer que preside Laura Azanza, cuenta con por lo menos una denuncia por violencia familiar en el marco de la ley provincial 3.040. Resulta inaceptable que alguien denunciado por violencia familiar ocupe un cargo que justamente tiene como tarea central recepcionar, acompañar y asesorar a mujeres en situación de violencia en el marco de la ley 3.040.

Esta enorme contradicción institucional fue la que expusimos, denunciamos y ratificamos con acciones públicas desde Mujeres Organizadas de la Comarca.

El Sr. Medina debería saber que las situaciones de violencia familiar y/o de género no tienen estatuto privado, máxime si estamos hablando de un funcionario público. Estamos convencidas de que ninguna persona denunciada por violencia familiar y/o de género debería ocupar espacios de poder en el Estado.

Medina intentó descalificar nuestra militancia, amenazándonos con iniciar acciones legales en nuestra contra, confundiendo las acciones políticas con acciones delictivas. Pretendió utilizar figuras del código penal para intimidar a sólo un grupo de compañeras enviándonos cartas documento individuales, personalizando así una lucha colectiva que sostiene una organización política y feminista hace ya varios meses. Cobardemente amenazó con “aleccionarnos” usando a la justicia, que por definición es machista y patriarcal.
Nosotras respondemos con las herramientas de la política feminista y seguiremos buscando la igualdad de derechos y oportunidades. No nos van a callar ni amedrentar con amenazas y persecución política.

Difamar implica difundir hechos falsos sobre una persona, algo que no se ha hecho desde Mujeres Organizadas de la Comarca. La denuncia por violencia familiar a la que referimos es un hecho, y por tanto, no hay difamación. Hubiera correspondido desde el principio que el Sr. Medina sea apartado inmediatamente de su cargo al menos hasta que se clarificara su situación.

Parece que nuestros reclamos han sido escuchados, dado que esta persona ya no ocupa un cargo en el Consejo Provincial de la Mujer, aunque sí sigue siendo un funcionario público como miembro de la Policía de Río Negro.

Sostenemos enfáticamente todo lo dicho e invitamos al Sr. Medina a que revea sus prácticas persecutorias y amenazantes, y al gobierno de la provincia de Río Negro a que se comprometa de verdad y de una vez por todas a desarrollar políticas públicas activas e integrales para combatir la violencia hacia las mujeres.

//Mujeres Organizadas de la Comarca Viedma-Patagones, 17 de diciembre de 2017//

Como organizaciones sociales rionegrinas apoyamos lo expresado por Mujeres Organizadas de Viedma-Patagones y repudiamos este intento de amedrentamiento:

-Colectivx LGBTIQ Viedma Patagones
-Mala Junta/Frente Patria Grande Viedma y Patagones
-Malco SAO
-Rosa Salvaje-Socorristas en Red
-Red Comunitaria de los Barrios Jardín y San Martín
-Partido Socialista Río Negro
-CTA de los trabajadores Río Negro
-CTA Autónoma Viedma
-CTA Autónoma Río Negro
-Unidad Básica, Partido Justicialista, Viedma
-Grupo de repudio SAO
-Agrupación Carlos Fuentealba, conducción centro de estudiantes CURZA/UNCO
-UNTER Viedma
-UNTER SAO
-ATE Río Negro
-Asociación Familiares y Víctimas del terrorismo de Estado
-Asociación No Docentes UNRN
-Inchiñ Ekipo de comunicacion mapuche
-Lof Leufuchekalafkenche