“La refacción de la calle Mitre costó un millón cien mil dólares por cuadra”

El Frente Grande pide más controles en la terminación de la calle Mitre y señala la importante inversión que se hizo en la obra.

Compartir en Whatsapp

Ante la inminente apertura de las ofertas para adjudicar la terminación de la refacción de la calle Mitre en Bariloche , desde el Frente Grande piden a la provincia que en esta oportunidad se controle la calidad de los trabajos, el cumplimiento de los plazos y se dé participación a las entidades intermedias para que aporten sus opiniones sobre las terminaciones pendientes.

En este sentido el presidente del Frente Grande, Julio Accavallo opinó “se va a invertir más de un millón de dólares en la calle Mitre para arreglar los trabajos mal hechos y completar los que no hizo la empresa Planobra que abandonó la obra, por lo tanto ahora no se pueden cometer más errores y se deben extremar los controles”.

En agosto de 2015 el gobierno provincial adjudicó a la empresa Planobra la remodelación de siete cuadras de la calle Mitre por un monto de 6.700.000 dólares A este valor se le debe sumar 1.100.000 dólares que van a costar las terminaciones y arreglos, lo que da un total de 7.700.000 dólares invertidos en esta arteria. El valor por cuadra refaccionada de la calle Mitre le va a terminar costando al Estado 1.100.000 dólares.

“Teniendo en cuenta las obras de infraestructura y de mejoramiento vial que hacen falta, este monto significa una inversión muy importante ya que se podrían haber resuelto muchos problemas que tiene la ciudad. Pero no se dio la participación para que los distintos sectores opinen sobre las obras públicas prioritarias que el Estado debe hacer en Bariloche” afirmó Julio Accavallo.

El dirigente frentista también expresó que “la decisión de invertir tan importante presupuesto en la calle Mitre se debería haber llevado al Consejo de Planeamiento Estratégico, para discutir si era más redituable poner este dinero en la construcción de una primera etapa de un centro de congresos y convenciones, si se invertía en los servicios básicos que faltan, en asfalto, en mejorar la costanera o en tantas obras que se necesitan”.

“Debe ser una señal muy fuerte para todos los funcionarios comprometidos en esta obra, señaló Accavallo, los planteos de muchos comerciantes y vecinos que opinan que la calle estaba mejor antes que ahora. Estos comentarios son preocupantes, ya que la provincia puso más de siete millones de dólares para que supuestamente la renovación de la calle Mitre atraiga más turistas y compradores”.

“Después de esta experiencia el gobierno tiene que dar participación a la comunidad, ya que esta remodelación deja mucho que desear respecto a los beneficios que trae a la ciudad. Hay muchos vecinos que piensan que se podría haber invertido en otras obras, ya que los resultados estéticos y funcionales de la calle Mitre no redundan en cambios estratégicos que atraigan más turismo ni que beneficie socialmente al conjunto de la población” finalizó Accavallo.