La fiscal Federal Imperiale fue sumariada por archivar la investigación por corrupción de menores

La Procuración General de la Nación dispuso la apertura de un sumario administrativo para determinar la responsabilidad de la Fiscal Federal Inés Beatríz Imperiale en su actuación en la causa en que investigaba una red de corrupción de menores y prostitución infantil en Viedma, que involucraba entre otros al camarista penal Juan Bernardi.

Compartir en Whatsapp

A partir de la denuncia por mal desempeño y grave negligencia presentada por la diputada nacional María Emilia Soria contra la Fiscal Federal de Viedma Dra. Inés Beatríz Imperiale – por haber ordenado el archivo de las actuaciones relativas a la denuncia de trata de menores -, el Consejo Evaluador de la Procuración General de la Nación analizó las pruebas presentadas y determinó que existen elementos suficientes para realizar un sumario administrativo.

Recordemos que la nula actuación de la Fiscal Imperiale llevada adelante en torno al aberrante caso de corrupción de menores que saliera a la luz en la ciudad de Viedma en la que decidió “archivar la causa por falta de pruebas”, se sumaba a otro proceder similar en 2009 cuando desechó la denuncia por la leche trucha de la empresa Flavors que el Gobierno provincial les daba a los alumnos de las escuelas rionegrinas.

En su denuncia realizada en 2015, Soria entendía que “un expediente judicial que contiene la investigación de un delito tan delicado y tan complejo como la corrupción de menores que debían estar bajo la protección del Estado, no puede ser archivado ligera e irresponsablemente como lo hizo la fiscal Imperiale”.

La misma resolución (M.P. 302/17) dispone además que el Consejo de la Magistratura evalúe la actuación de la Jueza Federal Mirta Susana Filipuzzi en la misma causa a fin de que se revise si su proceder. El plazo fijado para la producción del informe final es de 60 días, es decir que hacia fines de Abril se conocerá el dictamen definitivo de la Procuración.