La Cámara de Comercio de Viedma tiene nuevo presidente

En Asamblea General Ordinaria celebrada este martes (28 de noviembre) por la noche, la Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Producción de Viedma renovó la totalidad de su Comisión Directiva, por finalización de mandato de sus integrantes, eligiéndose como nuevo presidente a Marco Magnanelli. Se aprobó asimismo por unanimidad la Memoria Anual y el Inventario, Balance General y Cuenta de Gastos y Recursos del último ejercicio económico.

Compartir en Whatsapp

Moggio y Magnanelli

El acto, realizado en la sede de la institución, ubicada en calle Buenos Aires 53, fue abierto a las 21.30 por el presidente saliente, Juan Agustín Moggio, dándose lectura al acta de convocatoria, tras lo cual se trataron los distintos puntos del Orden del Día. La presentación del Balance incluyó un informe de la Cra. Paula Baluzzi, así como explicaciones puntuales del tesorero saliente, Mario Rickert.

Se procedió a continuación a la renovación de autoridades de la entidad empresaria, habiéndose oficializado una única lista, postulando para presidente a Marco Magnanelli y para vicepresidente a Sergio Rodríguez. La lista fue aprobada por unanimidad, lo que fue sellado con el aplauso de los presentes.

La nueva Comisión Directiva
La Comisión Directiva de la Cámara de Comercio quedó integrada de la siguiente manera:
Presidente: Marco Magnanelli; Vicepresidente: Sergio Rodríguez; Revisor de Cuentas Titular: Martín Erica; Revisor de Cuentas Suplente: Juan Bautista Gazia. El resto de los cargos serán distribuidos durante la primera reunión de la nueva Comisión Directiva.

Palabras del nuevo presidente
A su momento, Magnanelli destacó el trabajo realizado por Moggio al frente de la institución “Quiero dedicar unas palabras a la Comisión que sale y agradecer a Agustín (Moggio) porque siempre fue un referente para mí. Sus palabras han sido siempre de sabiduría y de concordia. Y quiero además felicitarlos por el excelente trabajo que han hecho y del cual yo también soy parte. Hoy la Cámara es una institución modelo a nivel provincial y nacional”.

Asimismo el flamante presidente remarcó que “quienes vamos a ser miembros de esta Comisión Directiva no podemos más que hacer las cosas bien. No tenemos ninguna excusa para fallar. Estamos trabajando sobre una base sólida, que nos permite proyectar la Cámara hacia la sociedad con más fuerza de la que en este momento lo hace”.

“Siento un apoyo muy grande de todos los miembros de Comisión, esto no lo voy a hacer yo sólo. Como presidente me siento parte de un equipo de trabajo. La Cámara de Comercio es, en principio, el trabajo de su Comisión y la representación de sus socios”, expresó Magnanelli.

Conceptos de Moggio
A su vez, el presidente saliente expresó entre otros conceptos: “Todo lo aquí expuesto no es casual, ni mérito de una persona, sino el producto de años de trabajo institucional. Todo es una suma de voluntades y esfuerzos en los que cada comisión con sus particularidades, aporta algo a la construcción de una historia que continúa hoy con una nueva renovación de autoridades y como si se tratara de un edificio que nunca tendrá un techo, en éste día se comienza a construir un nuevo piso”.

“Al presidente que asume me permito sugerirle que, aunque lo traten con deferencia no se deje llevar por esa lisonja y nunca olvide que forma parte de un equipo donde lo más importante como líder es poder rescatar lo mejor de cada uno de los miembros del mismo, valorando y potenciando sus virtudes y minimizando sus defectos. A la comisión directiva, que es muy difícil y exigente la tarea de dirigir una institución como ésta, por eso es importantísimo que cada uno se comprometa con alguna de las tareas a realizar, que por mínima que sea ayuda al resto y contribuye al éxito general”.

“Hoy, pasados cuatro años, no puedo dimensionar con objetividad si la gestión ha sido exitosa o no, pero puedo asegurar que mi entrega y compromiso han sido absolutos, intentando dejar una buena imagen institucional, teniendo siempre claro el principal objetivo de ésta organización ´…promover el desarrollo económico y social de Viedma y como consecuencia el de sus sectores activos…´ como lo enuncia el estatuto en el primer párrafo”, recordó.

De esta manera remarcó que “indudablemente aún quedan muchas cosas pendientes respecto a la continuidad en el compromiso de trabajo, la representatividad y la cantidad de socios, ahí está, según mi parecer, el gran desafío para los tiempos por venir”.

“Fueron muchas las personas que contribuyeron con su trabajo a que la cámara de comercio esté ocupando hoy un lugar de referencia en el entramado social de la comarca y es a ellos a quienes les debo el agradecimiento, porque si algo positivo se logró concretar fue gracias al trabajo conjunto y el apoyo de todos los que alguna vez pasaron aportando su esfuerzo y trabajo desinteresado”.

A modo de despedida, Moggio expresó que “mientras exista gente que entienda que la abnegación y la vocación de servicio son las virtudes que deben primar cuando se quiere conseguir el bien común, el futuro de la Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Producción estará asegurado”.