Fue confirmada la sentencia de 12 años de prisión para el abusador de su nieta

El Tribunal de Impugnación, resolvió confirmar la sentencia a 12 años de prisión para Carlos Sanchez que abusó de su nieta .

Compartir en Whatsapp

Carlos Sanchez

El Tribunal de Impugnación, integrado por Adrián Fernando Zimmermann, Miguel Ángel Cardella y Sandro Gastón Martín (en carácter de subrogante), resolvió confirmar la sentencia a 12 años de prisión para Sanchez.

El Tribunal de Juicio, integrado por Juan Martín Brussino, Itziar Soly e Ignacio Gandolfi, el pasado 16 de abril resolvió de manera unánime condenar a Carlos Sanchez que abusó de su nieta por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la condición de ascendiente.

Por su parte, Raúl Campora, quien ejerce la defensa del imputado apeló la sentencia ante el Tribunal de Impugnación y el mismo dio por concedido el recurso.

Por último, el Tribunal de Impugnación en su sentencia explica que los testimonios “resultan afines, concordantes y ejecutivos para demostrar la existencia del hecho. Su contundencia permiten reconstruir el hecho que se atribuye a título de delito consumado como así identificar a su autor”.

Y continúa: “la totalidad de la prueba indiciaria es más adecuada a la hipótesis de cargo que a la de descargo y las discrepancias señaladas por la defensa hacen referencia a aspectos secundarios de los hechos relatados, los que no permiten contradecir los aspectos centrales del relato”.

El mismo tribunal que lo condenó, resolvió de manera unánime condenar al persona que abusó de su nieta a la pena de 12 años de prisión por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la condición de ascendiente. De esta manera, los magistrados coincidieron con el pedido de la Fiscalía y la Querella, desestimando la solicitud de la Defensa del mínimo penal.

Hace algunas semanas, tras un juicio oral y público, el imputado ya había sido declarado culpable. De acuerdo al nuevo ordenamiento procesal, tras esa declaración corresponde realizar un juicio de cesura, para imponer un monto a la pena.

En esa última audiencia, la Defensa había solicitado 8 años de prisión, mientras que la Fiscalía, representada por Juan Pedro Puntel y Mariana Giammona, argumentó en pos de una pena de 12 años. Lo mismo requirió la representante legal de la víctima, María Julia Mosquera.

El caso atravesó distintas etapas, ya que los abusos sobre la entonces niña se dieron varios años atrás. La víctima, ya mayor de edad, realizó la denuncia y en principio los jueces intervinientes debieron resolver sobre la prescripción o no de los hechos. Cabe señalarse que los delitos se juzgaron con la ley vigente al momento de su consumación. Luego fue modificada para evitar prescripciones, atento a la complejidad de los casos de abuso.

El hecho atribuido implica que el acusado abusó sexualmente en reiteradas ocasiones, entre los años 2000 a 2005, de una familiar directa, que entonces contaba con 13 años. Los delitos fueron denunciados muchos años después y allí comenzó el accionar del Poder Judicial.