Familiares de la nena atropellada en SAO marchan en Viedma para que no dejen en libertad al conductor que le quitó la vida

Este lunes se realizó una marcha por Ilsen Aime Pil Tolosa, la nena que perdió la vida al ser  atropellada en San Antonio Oeste, donde el Fiscal de la causa, Juan Pedro Puntel, decidió dejar en libertad a Fernando Smitch de 34 años de edad, quien mató a la menor de edad. Familiares de la

Compartir en Whatsapp

Este lunes se realizó una marcha por Ilsen Aime Pil Tolosa, la nena que perdió la vida al ser  atropellada en San Antonio Oeste, donde el Fiscal de la causa, Juan Pedro Puntel, decidió dejar en libertad a Fernando Smitch de 34 años de edad, quien mató a la menor de edad.

protesta accidente sao

Familiares de la nena vinieron desde San Antonio Oeste a hacer una marcha porque se cumplió un mes del accidente y el culpable de la muerte de Ilsen quedó en libertad después de haberle quitar la vida y tratado de fugarse de la ciudad.

“Si no fuera por su esposa hoy el tipo seguiría desaparecido” dijo uno de los tíos de la niña.

Asimismo denunció: “Recién mi hermano y mi cuñada entraron a hablar con el juez Carlos Mussi, quien manifestó que este señor quedará procesado hasta el juicio que se hará en marzo y van a tomar cartas en el asunto”.

La familia pide que Smith permanezca detenido, porque tienen miedo de se dé a la fuga nuevamente o se quite la vida.

“Queremos que permanezca detenido y que se cambie la caratula porque, hoy por hoy, él es el asesino, no queremos usar esa palabra, pero nos dejó sin nuestro angelito” se lamentó el tío de Ilsen.

El hombre también agregó que “el fiscal tiene miedo de dejarlo detenido, nosotros lo vamos a apoyar en su decisión, pero queremos que siga preso”.

La madre de la nena finalizó diciendo: “yo estaba pensando y miraba a la gente en el auto, todos van a tomar unas vacaciones y van a disfrutar de sus hijos, y yo tengo que ir al cementerio a ver todos los días a mi hija”.

Ilsen tenía 5 años, el accidente sucedió alrededor de las 18 el 22 de noviembre de este año. Smitch conducía a alta velocidad y no vio a la nena cuando cruzaba la calle. La pequeña sufrió una fractura frontal de cráneo y murió automáticamente.