“En 19 meses se termina la joda, los curros y los negociados en Río Negro y en Bariloche”

Lo dijo el intendente de General Roca, Martín Soria, en una entrevista exclusiva con el diario El Cordillerano de San Carlos de Bariloche.

Compartir en Whatsapp

Martín Soria

El Cordillerano: – ¿Qué opina de todo el tratamiento y el proceso del proyecto de prórroga de la concesión del cerro Catedral?

Martín Soria: – Creo que es un negociado, una estafa al pueblo de San Carlos de Bariloche y a todos los rionegrinos básicamente. Lo que me llama la atención es que nadie se haga la pregunta que hay que hacerse, y es por qué, faltando 8 años para que termine la concesión, entre gallos y medianoches, Macri, su socio Caputo, su socio el gobernador Weretilneck y el intendente Gennuso, entre cuatro paredes y a espaldas de todos los barilochenses, han decidido volver a extender la concesión por 30 años más. Cómo nadie se pregunta eso, faltando 8 años todavía.

E.C.: – El oficialismo dice que el cerro necesita modernizarse, que ha perdido competitividad…

M.S.: – La respuesta que yo le quiero dar a los barilochenses es muy contundente. Weretilneck, Macri y Gennuso saben que, dentro de 19 meses, se termina la joda en Río Negro y se terminan la joda, los curros y los negociados en Bariloche, por eso están tan apurados y tan desesperados.

E.C.: – Los 19 meses que pone de plazo, ¿son porque usted espera ser gobernador en ese momento?

M.S.: – Si, obviamente.

E.C.: -¿Qué opina de la actitud de Gennuso de no hablar tras la votación de los concejales?

M.S.: – Es la decisión más extraña que vi en la historia. Vos tenés una audiencia pública con más de 120 inscriptos, de los cuales el 70 por ciento critica la postura del municipio y la forma en que se desarrolló la concesión hasta el momento, y hubo críticas de todo tipo. Sin embargo, al día siguiente de la audiencia, sin analizar la palabra de los vecinos, salió a anunciar que la decisión ya estaba tomada. Me parece algo ilógico de un funcionario, de un intendente, que lo que debe hacer es escuchar a sus vecinos. Por eso, muchos hoy no pueden dar la cara en Bariloche. Yo camino por la calle lo más bien en esta ciudad, cuando hay otros que se tienen que escapar de las reuniones, porque no los dejan hablar los mismos comerciantes. Hay que pensar que los mismos delincuentes que se quieren quedar con el cerro Catedral, son los que ya le destruyeron la histórica calle Mitre. (Nicolás) Caputo, el mismo que está metido en el cerro Catedral con Macri y Weretilneck, es el dueño de Plan Obra, la empresa que cobró la plata para hacer una peatonal en la Mitre e hizo esto que no se sabe lo que es. Y que ahora lo padecen los comerciantes, los visitantes, los turistas y todo el pueblo de Bariloche.

E.C.: – En este contexto, Pichetto se reunió con Trappa y apoyó el proyecto de Catedral, ¿qué opinión le merece?

M.S.: – Desde hace varios años que yo no coincido para nada con las cosas que viene diciendo y haciendo el senador. Desde aquel momento en que nos anotició a todos los rionegrinos de que había recuperado la libertad de pensar. Creo que, desde aquel momento, no comparto su visión sobre los grandes temas de la Argentina y de la provincia.

E.C.: – Y con esas diferencias, ¿es posible la unidad en el PJ rionegrino?

M.S.: – Solamente a los empresarios los separa los negocios, pero yo hago política, no hago negocios. Capaz hay alguna persona que dice ser dirigente, que confunde la política con los negocios. Nosotros el año pasado tuvimos un triunfo muy importante en Río Negro, porque hacemos política e hicimos la unidad con todas las vertientes del campo nacional y popular aquí en la provincia. Pero claro, sabemos diferenciar la política de los negocios. Hay a quienes se les complica esa unidad, porque nunca sabes si están hablando de negocios o de convicciones políticas, ideología, voluntad. La V de la victoria, es la V de la virtud, pero algunos ya la perdieron.

E.C.: – ¿Descartaría entonces una alianza con Pichetto de cara a 2019?

M.S.: – No. A mí, me llaman la atención esas personas que hablan de la unidad pero, de antemano, excluyen a quien tienen en frente. En Río Negro, venimos de una experiencia exitosa y vamos a seguir transitando este camino. Toda la gente del peronismo de Río Negro, incluido el pichettismo, trabajó en el triunfo del año pasado y, si queremos recuperar el gobierno provincial, tenemos que tener una visión amplia de los problemas de Río Negro y de la Argentina, que son muchos, y trabajar todos juntos. Yo los convoco a todos, a todos los que quieran hacer la unidad con todos. No a los que quieran hacer la unidad, depende con quien.

E.C.: – ¿Es verdad que empezó con su campaña luego de la foto con Magdalena Odarda en la Fiesta de la Manzana?

M.S.: – Yo la campaña la empecé en febrero de 2012, cuando a los pocos días de haber perdido a mi viejo, me preguntaron qué iba a hacer del proyecto que quería el Gringo Soria para Río Negro. Desde ese día, estoy trabajando, marcando un rumbo y un ejemplo. Desde ese día, estoy en campaña, para contagiar a todos los rionegrinos con lo que creo que la provincia necesita, que es lo que yo hice en Roca y es lo que hizo el Gringo antes. Yo no inventé nada.

E.C.: – ¿Y a quién imagina como compañero o compañera de fórmula?

M.S.: – Hay tantos… y falta mucho, por lo que no me atrevería a dar un nombre ahora.

E.C.: – ¿Bariloche tendrá un lugar preponderante en esa fórmula?

M.S.: – Ustedes recordarán que el Gringo Soria quería gobernar Río Negro instalándose una semana por mes en Bariloche. Fue otra de las tantas cosas que nos perdimos en estos años, en los que Bariloche, como todo Río Negro, va en caída libre. Bariloche va a tener un lugar preponderante en mi gobierno. Pero todavía falta mucho para anunciar la candidatura de los dirigentes y referentes de cada ciudad.