El STJ y Sitrajur acordaron un adicional para el Escalafón Mantenimiento

En reunión paritaria, el Superior Tribunal de Justicia y Sitrajur acordaron un adicional para el Escalafón Mantenimiento que permite un esquema de remuneración por trabajos calificados acreditados y aplicados.

Compartir en Whatsapp

El debate llevó varios meses, pero finalmente el STJ realizó una propuesta que fue aceptada por el sindicato judicial. De esta manera, se percibirá un 7 por ciento por especialización que esté certificada y que tenga relación con las labores que desarrolla cada trabajador en su ámbito laboral. Es un sistema con similitudes al que se utiliza en el ámbito de los obreros de la construcción.

La propuesta que realizó el STJ tiene como objetivo incentivar la capacitación y formación de los agentes, reconociéndolas mediante remuneraciones específicas que se apliquen cuando los conocimientos se utilizan efectivamente en el desempeño diario de las tareas.

El esquema de adicionales prevé 6 agrupamientos de trabajos calificados, que pueden aplicarse y pagarse hasta un máximo de dos por empleado. Las especializaciones son albañilería, yesería y construcción en seco; plomería, fusionistas y gas, electricidad, telefonía y comunicaciones, herrería, carpintería y cerrajería; pintura y decoración; aire acondicionado y calderería.

Anteriormente el STJ había acordado con Sitrajur otras reformas. Por ejemplo, el agrupamiento de choferes, que ya se encuentra en plena vigencia, y el de porteros, cuyo concurso está en desarrollo.

También este mes el STJ, a través de sus representantes en la Comisión General Paritaria, presentó una propuesta integral de Convenio Colectivo de Trabajo para empleados judiciales.

Cuenta con 33 páginas y entre los capítulos del convenio se encuentran los diferentes escalafones y agrupaciones, régimen de licencias, régimen de ascensos, derechos y obligaciones, régimen de remuneraciones, entre otros.

La iniciativa se enmarca en la Ley N° 5009 de Paritarias. El convenio colectivo regula las condiciones de trabajo, en el marco de la relación de empleo entre el Poder Judicial como empleador y los trabajadores judiciales.

Se desprende del proyecto un doble objetivo: continuar avanzando hacia mejores condiciones laborales para el empleado y, por otro lado, garantizar la eficiente prestación del servicio de justicia en concordancia con las necesidades y exigencias de la ciudadanía.