El STJ denegó dos recursos extraordinarios de la Corte Suprema a los detenidos del caso Dato

El Superior Tribunal de Justicia denegó los recursos extraordinarios llevados a la Corte Suprema por Damián Torres a favor de Ángel David León Belmar, y por el Defensor Pedro Vega en representación de Nicolás Rubén Quintero.

Compartir en Whatsapp

Por otra parte, el STJ el 15 de noviembre confirmó la Sentencia dictada el 23 de diciembre de 2015 de la Sala A de la Cámara en lo Criminal de Viedma con respecto a Nicolás Rubén Quintero, Angel David León Belmar y Fernando Javier Busto (actualmente prófugo) en la que fueron condenados a la pena de 19 años de prisión efectiva e inhabilitación especial para portar armas de fuego por el doble de tiempo de la condena, por considerarlos coautores penalmente responsables de los delitos de homicidio en grado de tentativa, robo doblemente calificado por acometimiento con el uso de arma de fuego y por haber sido cometido en poblado y en banda en grado de tentativa y homicidio en ocasión de robo. Además por ser autores del delito de portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal.

En la misma sentencia la Cámara condenó a Jorge Luis Estevanacio, a la pena de 13 años de prisión efectiva, por considerarlo partícipe necesario penalmente responsable de los delitos de homicidio en grado de tentativa, robo doblemente calificado por acometimiento con el uso de arma de fuego y por haber sido cometido en poblado y en banda en grado de tentativa y homicidio en ocasión de robo.

Las defensas de los imputados alegaron que “el fallo de este Superior Tribunal deviene arbitrario por cuanto ha transgredido el derecho de defensa en juicio y el debido proceso legal, como así también ha soslayado el deber de control de la sentencia, con lo que privó a su representado del derecho a la doble instancia judicial reconocido por normativa constitucional y convencional”.

Por último, en el fallo explican:“En definitiva, la resolución en crisis no advirtió una carencia de fundamentos que colocara al pronunciamiento de la Cámara en lo Criminal dentro de los estándares de arbitrariedad de sentencia, ni los defensores lograron acreditar los vicios de hecho y de derecho alegados ni sus afirmaciones de que las penas impuestas eran excesivas”.